El matrimonio es un acuerdo entre dos personas que sucede en medio de respeto y el compromiso de ambas partes para mantener los valores y principios que sustentan la relación.

Los esposos superan las adversidades juntos, generalmente mantienen la premisa de perdonar sus faltas y continuar, aunque para la mayoría de las parejas la infidelidad es un camino intransitable algunos incurren en esta traición sin imaginar que serán descubiertos.

Cuando el hombre es infiel, generalmente se presume que lo hace con una mujer mucho más atractiva y joven que su esposa, con atributos físicos que deslumbran y lo hacen caer en la tentación.

Pero esta historia demuestra que no siempre sucede así. Se trata de una pareja muy joven que después de un año de casados enfrentó las dolorosas consecuencias de la infidelidad. La mujer de 24 años descubrió que su esposo de 26 la engañaba con una mujer de 72 años. 

Todo comenzó cuando la joven esposa notó algo extraño en el comportamiento de su marido. Ya no se trataba del mismo hombre con el que se había casado un año atrás, incluso comenzó a ausentarse.

Hablábamos poco y comenzó a desaparecer. Decía que tenía que viajar y quedarse hasta tarde porque tenía mucho trabajo”.

Fue entonces cuando decidió contratar a la firma de detectives privados Carter Harris Group para investigar a su marido y, así confirmar o descartar sus sospechas.

Ciertamente el seguimiento y vigilancia por parte de los agentes revelaron que la joven esposa identificada como Lyndsey no estaba equivocada.

Lo que nunca se imaginaron es que el hombre de 26 años estaba siendo infiel con una mujer que casi le cuadriplicaba la edad. El hombre tenía una amante de 72 años con cuatro nietos.

Lyndsey confiesa que al recibir la noticia no lo podía creer. Nunca esperó recibir la noticia de que definitivamente su marido la estaba engañando con una abuela de 72 años.

Los detectives descubrieron que el marido de la joven de Birmingham se había suscrito en varios sitios de citas destinados a conocer mujeres mayores. Daniel Shaw, un detective de alto rango de la firma Carter Harris, dijo que realmente no les había costado mucho descubrir la infidelidad de este hombre.

No nos llevó mucho descubrir a su marido, y una vez que lo hicimos, los detalles fueron una gran sorpresa”.

Finalmente, la vigilancia de un Premier Inn a 96 kilómetros de su hogar reveló quién era su misteriosa amante.

Existen muchas señales que arrojan que un hombre es infiel, sin embrago, los signos físicos son los más obvios.

El detective Daniel, también dijo que entre las otras señales de advertencia el teléfono puede ser una clave que lo revela todo. Sin embargo, añadió que son muchas las maneras en las que las personas pueden ser atrapadas en una infidelidad.

Daily Mail

Según información local la joven esposa no ha manifestado su intención de divorciarse, mientras que la abuela de 72 años permanece oculta. ¿Qué harías en este caso? Comparte esta historia y déjanos saber tu opinión.