Cada año ocurren innumerables casos de incendios en distintitas partes del mundo, y tanto animales como humanos se ven afectados por ellos. Sin embargo, existen personas dedicadas al noble acto del cuidado y la protección animal que prestarían su apoyo en este tipo de situaciones. Ya sean ONGs o cuerpos de seguridad, ellos se encargan de cuidar de los pequeños y más indefensos, ayudan en las pérdidas materiales y las lamentables pérdidas de vidas.

En 2016, en la región de Tuxtla Gutiérrez, México, una perrita llamada Pétalo, sacrificó su vida para salvar a sus cachorros de un terrible incendio. La perrita callejera estaba impaciente por sacar a sus crías de un terreno donde se producía un gran incendio, a pesar que un amigo humano que la vio crecer le gritaba que saliera del lugar.

Por suerte, el equipo de Protección Civil de la zona, llegó al lugar del accidente, socavaron las fuertes llamas del incendio y socorrieron a la pobre perrita y a sus crías. Aunque no se supo con exactitud cuántos perritos tenía, dos de ellos lograron sobrevivir gracias a su rápida intervención.

Pétalo sufrió quemaduras severas, no obstante, Protección Civil le aplicó el tratamiento y recibió atención especial. Por otra parte, sus cachorros fueron llevados con una perrita nodriza para que se encargara de ellos mientras su madre estaba indispuesta.

Claudia Cisneros fue la responsable de la atención de Pétalo. Ella ofreció su cuidado mientras aparece alguna familia adoptiva que pueda hacerse responsables de ellos. Llevó a la perrita al veterinario y después de la revisión observaron que había tenido quemaduras de primer y segundo grado. Pensaron que su vida no corría peligro y que solo necesitaría estar recluida unos 21 días para reposar y tener una pronta recuperación.

Diferentes personas colaboraron con los gastos médicos del veterinario, las personas querían apoyar a Claudia y a Pétalo, ella recibió toda esa ayuda con mucho amor y dedicación. Pese a los esfuerzos, la perrita estaba decayendo y ya no quería comer.

Claudia intentó subirle el ánimo llevando a sus cachorros con ella, pero con el pasar del tiempo se iba empeorando. Lamentablemente, Pétalo no sobrevivió. Después de luchar por su vida durante 6 días, falleció.

Facebook / claudia.cisneros.940

Esta impactante historia nos hace pensar en el amor incondicional que una madre puede tener por sus hijos. El valor de sacrificar su vida por salvar a dos de sus pequeños no tiene comparación.

En el siguiente vídeo se puede ver la reacción que tuvo Pétalo en el momento en que le acercaron a sus cachorros. La pobre perrita se encontraba desanimada por sus dolorosas heridas:

Les comparto este pequeño video del momento en que acercamos los cachorros a Pétalo. No hemos encontrado gran reacción en ella y no porque no quiera, su condición es muy delicada, la inhalación de humo le ha ocasionado un problema respiratorio, el dolor físico de cada una de las lesiones es de comprender, apenas puede abrir sus ojos pues los bordes se quemaron. Es impensable dejarle a sus bebés y por eso les comparto estas imágenes porque no se trata de no querer sino de entender que estos son los días críticos para ella, seguiremos en el intento del acercamiento entre ellos pero con prudencia y paciencia para que todo salga bien, tal como lo merece esta bella familia. A todas las personas que han donado para los gastos médicos de Pétalo no tengo palabras suficientes para agradecerles este acompañamiento que en lo personal me reconforta profundamente. Gracias a todos.

Publicada por Claudia Cisneros en Sábado, 10 de diciembre de 2016

Pensar que aún existen personas en este mundo que apoyan a animales de la calle en situaciones tan críticas, nos hace creer en el amor.

Comparte la admirable historia de Pétalo en tus redes sociales. ¡Todo el mundo debe conocer a esta perrita mamá que dio su vida por sus pequeños!