Parece mentira cómo algunos seres humanos actúan solo pensando en sus intereses sin considerar el daño que le pueden hacer a terceros.

Un par de cachorros fue víctima de sus dueños, quienes de manera irresponsable pintaron a estos pobres animales de color rosa para lucrarse de ellos. Los usaban para entretener a los turistas y cobrar por las fotos con los animales en un balneario ruso.

Los activistas informaron que varios cachorros teñidos de brillantes colores fueron vistos durante el mes de marzo en Gelendzhik, en la región de Krasnodar.

Evidentemente que estos canes destacaban del resto y llamaban la atención de los turistas, especialmente de los niños, quienes pagaban sesiones fotográficas junto a ellos.

Según información local, los dueños llegaron a ganar hasta 358 dólares por día, por el pago de turistas para ser fotografiadas con los animales.

La publicación de esta historia reveló que los cachorros fueron posteriormente abandonados en un bosque ubicado a 60 kilómetros de Gelendzhik sin agua y sin comida.

La información se hizo viral y los activistas defensores de los derechos de los animales unieron sus esfuerzos para trabajar en conjunto y rescatar a estos perritos.

Afortunadamente, algunos voluntarios lograron rescatar a estos perros y los trasladaron a un refugio en Moscú. Estos animales estaban llenos de garrapatas y el más adulto de ellos estaba muy traumatizado.

Sin embargo, una de las voluntarias expresó que los perros eran muy tiernos, obedientes y amables.

No está claro si los perros fueron pintados con aerosol o teñidos con productos químicos. Tampoco se conoce por ahora los efectos que la pintura pudiera tener a futuro.

El fotógrafo de manera irresponsable expresó que el proceso de coloración al cual fueron sometidos los perros era fácil y barato.

Los veterinarios que atendieron a estos cachorros tras su rescate, les diagnosticaron varias lesiones, problemas con la piel, eczema e inflamación. También encontraron marcas de disparos de pistolas de aire en el cuerpo de estos pobres animales, se presume que era para espantarlos y hacerlos huir. 

La Fiscalía en la región de Krasnodar inició una investigación sobre el abuso y el maltrato que recibieron estos perros.

Algunos testigos informaron que sus dueños fueron vistos caminando a orillas del mar en Gelendzhik con nuevos cachorros de colores.

Facebook

Los activistas de los derechos de los animales y los usuarios de las redes han creado una campaña para crear conciencia en los residentes y en los turistas para que no apoyen este tipo de actividad comercial y la denuncien cada vez que la vean.

¡No dejes de compartir esta noticia para que si alguien ve a animales pintados pueda denunciar a las autoridades más próximas!