Desgraciadamente las negligencias médicas a veces hacen parte del día a día en los hospitales de todo el mundo generando errores en los diagnósticos y tratamientos de los pacientes causando graves estragos en su salud por no administrar o tratar el problema de la manera adecuada.

ilfattoquotidiano

Hay una historia reciente que ha dado la vuelta al mundo y sucedió en la ciudad de Roma, Italia, cuando Denisse, una joven de tan solo 14 años, murió después de 2 días de ser diagnosticada por los médicos del Hospital Sandro Pertini con “solo estrés”.

El diagnóstico de estos médicos fue erróneo y por ello la joven no recibió la atención necesaria, sus dolores de cabeza persistían y se hacían cada vez más insoportables porque la chica padecía algo mucho más grave que una situación de estrés, ella tenía una aneurisma cerebral.

Denisse fue trasladada el pasado 4 de noviembre al Hospital Pertini por un desmayo que tuvo mientras se encontraba en su escuela a tempranas horas de la mañana; después en el hospital notaron que sus oídos sangraban, pero aun así no sospecharon que estos síntomas fueran más que una situación de estrés.

iltempo

La madre de Denisse no creía que ese fuera el diagnóstico real e insistió para que su hija fuera evaluada nuevamente, por esa razón los médicos accedieron a realizar un TAC, tomografía axial computarizada, para visualizar cualquier otro daño que estuviera causando ese cuadro sintomático a la joven.

lastampa

Fue después de las insistencias de la madre que los médicos descubrieron, al ver los resultados del TAC, que la adolescente sufría de un aneurisma cerebral y debía ser traslada al Hospital Infantil Niño Jesús, que queda alrededor de 30 a 60 minutos en auto.

Al llegar al hospital fue sometida a una intervención quirúrgica de emergencia, pero lamentablemente no fue suficiente para mantener con vida a la chica y dos días después falleció en una habitación del hospital.

El abogado de la familia, Giuseppe Rombolà, he declarado que por la condición de Denisse debieron haber usado un helicóptero para hacer el traslado, pero en su lugar decidieron llevarla en ambulancia lo cual tomaba más tiempo.

Ahora, familiares y amigos claman justicia porque consideran que, si los médicos hubieran dedicado unos minutos más antes de dar un diagnóstico apresurado, la chica que amaba dibujar aún estaría con vida.

Mi cabeza se rompe”, fueron las últimas palabras que pronunció Denisse.

rainews / ansa / ilmessaggero

El abogado Rombolà ya se ha dirigido a los entes competentes logrando que la Procuraduría de Roma abriera un expediente para investigar a los médicos del Hospital Sandro Pertini de negligencia médica y posiblemente de homicidio culposo.

El Ministerio de Salud del país también ha expresado las condolencias a los familiares de la chica y ha instigado a las autoridades a realizar la investigación para que casos como este no vuelvan a ocurrir.

Esperamos que los profesionales de las ciencias de la salud valoren las esperanzas que le entrega cada paciente en sus manos, porque son ellos los que salvan vidas y nos mantienen saludables, esto no debería pasar nuevamente.

Nuestras condolencias a la familia de la chica. Haz eco de esta noticia compartiéndola en las redes.