Esta emotiva escena ocurrió en la escuela secundaria el pasado mes de febrero, pero recientemente se ha hecho viral en las redes conmoviendo a muchas personas.

San Valentín es un día para celebrar el amor y la amistad, la mayoría asocia la ocasión con amor romántico y, aunque tiene mucha importancia entre parejas, también es válido homenajear a cualquier ser querido, a un amigo, familiar o compañero.

En muchas escuelas este día es usado por los alumnos para darse regalos entre ellos y demostrase cuánto se quieren; sin embargo, también está hecho para señalar a aquellos que no reciben nada, estos son los blancos perfectos para el acoso escolar.

Aislinn Bowermaster, de 12 años, es una chica llena de amor y un día antes de San Valentín se quedo en casa hasta muy tarde en la noche preparando galletas para regalar a sus compañeros en este día especial.

Sin embargo, al llegar a la escuela el siguiente día descubrió cuán triste podía ser este día y lo cruel que podían ser sus compañeros; nadie tenía un regalo o tarjeta para ella, pero Aislinn no fue la única que notó esto pues todos sus compañeros también se percataron de eso.

Al ver que la niña no recibía nada, los crueles chicos empezaron a burlarse de ella, se burlaban de su peso y la acosaban debido a esto, la pobre chica no solo tuvo que ver a los demás intercambiar regalos, sino que también tuvo que soportar cómo todos se burlaban de ella por su apariencia.

La pobre chica no pudo soportar la presión de este día y corrió a casa llorando con su madre Kristin en busca de consuelo; la madre, con el corazón roto, acudió a su mejor amiga Abby en busca de consejo pues no sabía qué hacer para que su pequeña se sintiera mejor.

Abby, la preocupada amiga de Kristin, le contó a su hijastro Isaiah Greiner lo que le había ocurrido a la pobre Aislinn ese día, el joven adolescente no podía creer lo que los otros chicos hacían.

El jovencito de buen corazón sabía lo que tenía que hacer para que la pobre Aislinn se sintiera mejor y no solo esto, sino que de ese modo también les daría una lección a esos chicos abusivos.

Relay Hero / Rumble

Este grandioso momento fue capturado en video para recordar por siempre la increíble lección que les dio Isaiah a sus compañeros de escuela,  el chico preparó una hermosa sorpresa para Aislinn, le compró un oso hermoso de peluche y un ramo de flores para sorprenderla.

Aislinn no podía creer lo que ocurría ante sus ojos, ella estaba muy feliz y sus compañeros estaban sin palabras, la bondad de este jovencito llenó a la herida niña de mucho amor, enseñando a todos una increíble lección.

Un gesto puede hacer una gran diferencia en la vida de alguien, es compromiso de todos promover la igualdad y la solidaridad. ¡Compártelo!