Drea Rose y su futuro esposo, Sean Matteson sufrieron un trágico accidente, fueron hallados muertos justo después de haberse tomado una selfie a las 5:00 pm en el Parque Nacional de Yosemit.

Según la información de un periódico estatal, sus cuerpos fueron vistos tras caer de una altura de 2.400 metros.

Ambos jóvenes, quienes no tenían más de 30 años, eran estudiantes de ingeniería en una universidad de los Estados Unidos, y estaban tomándose unas vacaciones a través de Vermont, Arizona, Nuevo Mexico, San Francisco, Nueva Orleans, Brooklyn, Big Sur, Baltimore, Manhattan, Holanda y la India.

Estas fueron las últimas fotos que lograron encontrarse de la adorable pareja

A pesar de que esta pareja estudiaba en Estados Unidos, les encantaba viajar y por ello tenían un blog donde contaban sus experiencias, pero en definitiva algo salió mal.

Según lo que se logra observar en la foto, Rose y Sean se encontraban en situación de riesgo, ya que no se aprecia ningún tipo de protección en el borde del sitio donde estaban, pues no hay manera de que los visitantes puedan protegerse en este agradable atractivo natural.

En esta foto ambos parecen estar muy felices, y ciertamente se ven completamente atrevidos y aventureros, sin embargo, este lugar es conocido por tener muchas ráfagas de viento, y aunque no se puede determinar que alguna los haya llevado a su muerte, bien es cierto que nadie debería acercarse tanto a esa orilla.

Al día siguiente de haber tomado esta fotografía, durante la mañana, un grupo de personas alertó la desaparición de los jóvenes, estaban alarmados porque en la foto se veía lo cerca que estaban del acantilado.

Estas personas mostraron una foto donde efectivamente se podía notar lo propensos que estaban a caer

Inmediatamente se alarmaron y dieron aviso a los guardabosques, quienes comenzaron su búsqueda con binoculares potentes para tratar de encontrarlos. No fue mucho lo que tuvieron que buscar antes de encontrar a la pareja, por lo que hicieron uso de su helicóptero para poder recuperar sus cuerpos.

Antes de llegar al lugar suelen advertirles a las personas, pero no hay nadie cerca que vigile lo que hacen

Daily Mail

Los cuerpos fueron transportados en avión para ser repatriados a Estados Unidos, donde se llevaría a cabo el acto fúnebre.

Es triste que un viaje tan prometedor como el que tuvieron Rose y Sean, haya terminado con su trágica pérdida, pero no es más que una lección que tendrán otras personas para pensarlo dos veces antes de caminar de forma deliberada por esos lugares.

Una vez más la ansiedad por tener la “selfie perfecta” causa consecuencias fatales, comparte esta noticia.