Para nadie es un secreto que la lactancia materna ofrece a los niños múltiples beneficios. Afortunadamente son muchas madres las que disfrutan cumplir con este rol.

Sin embargo, determinar el tiempo adecuado para dejar de amamantar a un niño ha sido un tema que ha generado polémica.

Amy Hardcastle madre de 27 años y oriunda de Lancashire, decidió amamantar a Max su hijo de cinco años hasta que ambos estén listos para dejarlo.

Descubrió los beneficios de la lactancia con grupos de apoyo y quiere instar a otras madres que se sientan cómodas en amantar a sus hijos independientemente de la edad que tengan.

Amy quiere demostrarles a otras personas que es normal amamantar por el mayor tiempo posible.

Confiesa que es muy feliz amantando con regularidad a su hijo. Incluso lo hace cuando están desnudos en el baño, alega que es bueno para el niño y fomenta la cercanía entre ellos.

Esta joven madre quiere romper los límites de la lactancia prolongada y demostrar a quienes critican este acto que se trata de un comportamiento natural y que no debe ser visto bajo ningún concepto como algo extraño.

Amy reconoce que cuando Max nació, en julio de 2013, ella inicialmente no se sintió cómoda amamantando a su bebé recién nacido, sin embargo, poco a poco fue ganando confianza en ella hasta hacerlo en público siempre que su hijo lo necesitaba.

Cuando tenía seis meses, Amy comenzó a destetar a Max alternando la leche materna con comida para bebés.

Sin embargo, Amy decidió unirse a algunos grupos de apoyo locales y asistió a un festival de lactancia materna, donde se instruyó sobre los beneficios de la lactancia materna y desde ese momento cuestionó la razón por la que debería destetar a su hijo tan pronto.

Trato de explicar que porque algo no está dentro de la norma cultural no significa que hace mal. La lactancia tiene mucho sentido ya que mi cuerpo continúa produciendo leche para sostener y alimentar a mi hijo”.

Amy dice que Max también come alimentos sólidos y rara vez le gusta hacerlo en público.

Antes de tener a Max no tenía ni idea de amamantar. Mi madre y yo supusimos que seis meses eran un buen período de tiempo, pero toco cambió tras participar en el festival de la lactancia materna por todo lo que aprendí”.

Los primates no humanos dejan de amamantar a sus crías cuando tienen los primeros dientes permanentes, que generalmente ocurre entre los cinco y seis años.

Para ella es más fácil amamantar ahora que Max es mayor porque puede explicarle cuándo le duelen los senos y cuándo tendrá que esperar hasta más tarde.

No tengo problemas para amamantar durante el día, así que seguiré hasta que mi hijo quiera parar”.

Amy comentó que tiene amigos que también están felices de seguir amamantando hasta que el niño quiera, sin embargo, algunos de ellos ya lo dejaron porque los niños son diferentes.

No le doy a mi hijo leche materna por comida, si Max tiene hambre come y si quiere leche materna entonces lo amamanto”.

Amy reveló que algunos miembros de su familia piensan que amamantar a esta edad es extraño. Añadió que tras algunas de sus publicaciones amantando a su hijo no solo ha recibido comentarios positivos, sino que también se ha convertido en blanco de crueles críticas.

Facebook

De vez en cuando recibo un comentario algo desagradable o agresivo, pero simplemente no le doy mucha importancia, no lo pienso mucho y lo bloqueo”.

Para ella la solidaridad a cualquier madre que aún amamanta a sus bebés y niños debe ser validada.

Objetivamente es una función natural, pero subjetivamente las personas tienen sus propias opiniones”.

También aclaró que no tiene nada en contra de la fórmula y no juzga a las madres que no amamantan, pero le gustaría que todas tuvieran acceso a la información que necesitan para asegurarse de que sus decisiones sean las correctas.

Amy decidió compartir su historia para apoyar a las madres que amantan a sus hijos sin importar su edad. Comparte con tus amigos y déjanos saber tu opinión.