Escenas de terror tuvieron que presenciar los turistas del West Midlands Safari Park, en Worcester, quienes fueron testigos de un brutal ataque de más de 9 leonas en contra de su supuesto orgullo y rey de la selva, el león macho.

La joven fotógrafa de 19 años, Mya Beverstock, acudió con sus padres el pasado 5 de septiembre para capturar fotos de los leones en su hábitat, y se quedaron sin aliento al ver cómo las leonas feroces se volvían contra el macho en un aparente intento de matarlo.

Mya procedió a grabar el sangriento ataque sin poder dar crédito a lo que veía y ante la impotencia de no poder hacer nada frente a la furia del grupo de salvajes hembras que estaban dispuestas a acabar con la vida de quien en su momento fue el orgullo de todas.

Vieron cómo se abalanzaban contra el macho mordiendo su carne y extrayendo su sangre, y el animal que en sus mejores momentos atemorizaba con sus rugidos, ahora se lo veía reducido a la nada, sufriendo, con sus ojos color ámbar abiertos de par en par, temiendo lo peor, dejando su antiguo poder oculto en sus desgarradores quejidos.

La joven relató impresionada cómo “le mordieron las patas traseras y el cuello y lo inmovilizaron contra el suelo”. 

“fue realmente cruel y se podía ver en sus ojos que creía que iba a morir”, dijo Mya.

En vista de que el brutal ataque tomaba proporciones desmedidas, personal del safari se acercó en jeeps con extintores para ahuyentar a la jauría de leonas.

Se barajaron varias hipótesis sobre la razón del ataque, entre las que se pensó que posiblemente lo consideraban demasiado viejo para dirigir al grupo.

“Fue increíble ver al rey de la jungla verse tan vulnerable. En las fotos puedes verlo suplicando ayuda.Tenía marcas de mordiscos y cortes en sus patas traseras. Era deprimente”.

“Fue impresionante escuchar los rugidos. Toda una experiencia que realmente me dejó sin aliento. Nunca esperé ver algo así. Podrías ver el terror en sus ojos”, concluyó la joven.

El West Midlands Safari Park emitió un comunicado diciendo que el león se está recuperando de las heridas después de ser atendido por un veterinario y que la causa principal del ataque fue una disputa por un pedazo de carne y que estas cosas, aunque no dejan de impresionar, son normales en la naturaleza.

SWNS

El león llamado Jilani ahora está “descansando con sus hermanos, lejos de las hembras”.

Es increíble lo que la ley de las masas puede provocar incluso en el reino animal. Basta que una quiera armar la discordia para que todas se solidaricen para acabar con quien le arrebató un pedazo de alimento. La diferencia es que ellas lo hacen por instinto… Los humanos, supuestamente inteligentes, en ocasiones podríamos hacer lo mismo.

Déjanos saber qué opinas de este impactante suceso y compártelo en tus redes.