La inteligencia de los perros siempre nos sorprende, aunque ellos no sean capaces de comunicarse verbalmente como nosotros, logran expresar a su manera sus necesidades, sus emociones y cautivan a todos a su alrededor con su ternura.

Quienes tienen a un peludo amigo en casa saben cómo lidiar con sus divertidas y a veces insólitas travesuras. Tal como Betsy Reyes, quien compartió en su perfil de Facebook lo que hacía su perrita Princess sin imaginar que su historia le daría la vuelta al mundo.

Resulta que su perrita se dirigía cada día a un restaurante de comida rápida mostrándose vulnerable fingiendo no tener hogar para que los clientes del establecimiento le dieran comida sensibilizados por su situación.

Realmente sí tenía un hogar, y recibía la alimentación y atención adecuada pero no podía resistirse a la comida de McDonalds, así que aplicaba su estrategia para satisfacer su antojo.

“No es callejera, es solo una cazafortunas”, escribió su dueña.

“Actúa como si viviera en la calle para darle lástima a la gente y que así le den hamburguesas”, agregó la joven en su publicación.

Publicada por Betsy Reyes en Domingo, 21 de octubre de 2018

Ella compartió la experiencia con la finalidad de que la gente no le diera más comida a su astuta perrita.

Princess y Betsy viven en Oklahoma, Estados Unidos, y muchas personas de su comunidad conocían a la perrita por su presencia en el restaurante de comida rápida sin imaginar que realmente tenía un hogar.

Como Princess lograba su cometido y complacía su gusto por las hamburguesas a costa de la compasión de la gente, Betsy quiso hacer un llamado para advertirles que lo que sucedía era que se escapaba por las noches para sentarse en la puerta del restaurante.

Una de esas noches, Betsy acudió al local y notó cómo su perrita estaba pidiendo comida, grabó un vídeo del hecho para compartirlo en sus redes sociales.

If you see my dog @ the McDonald’s on shields, quit feeding her fat ass bc she don’t know how to act & be leaving the…

Publicada por Betsy Reyes en Domingo, 21 de octubre de 2018

“Si ves a mi perrita en McDonalds no alimentes su cuerpo gordo porque se porta mal y se escapa de la casa todo el tiempo para ir al restaurante. Solo quiere compadecer a la gente para que le den hamburguesas”. Seguro que Princess ahora dejará de escapar de casa para ir a en busca de su comida favorita sin el consentimiento de su familia.

Las redes se han estremecido con el mensaje y con la divertida hazaña de esta perrita amante de la comida chatarra. ¡No te vayas sin compartirla con tus amigos!