Recientemente muchos usuarios en las redes han quedado impactados con la manera en que una mujer descubrió que tenía cáncer gracias a su peluquera. La noticia ha sido compartida miles de veces y se ha convertido en un importante recordatorio sobre lo vital que es realizarnos chequeos completos en todo nuestro cuerpo para detectar cualquier tipo de enfermedad a tiempo.

Todo ocurrió en el Blush Salon de la ciudad de Haslett en Michigan, Estados Unidos.

Hace años Patty Bolle había enfrentado una ardua lucha contra el cáncer de mama. La valiente mujer salió victoriosa; ahora se encontraba en remisión y no guardaba ninguna sospecha de que el cáncer podía haber regresado silenciosamente.

Patty se dirigió a su peluquera de confianza con la cual ha entablado una relación muy especial durante varios años y cuando Nikki McClure estaba arreglando su cabello notó algo muy extraño en su cuero cabelludo.

El cáncer de Patty tenía más de 13 años sin mostrar síntomas.

Cuando la estaba peinando encontró una pequeña zona en la que no tenía nada de cabello y que además tenía un color muy particular.

“Oh, Dios. Tiene un punto calvo aquí”.

Patty no lo podía creer hasta que Nikki se lo mostró con ayuda de un espejo. En efecto tenía una pequeña mancha de color rojizo que parecía el resultado de alguna quemadura.

Nikki le preguntó si podía sentirlo y cuando Patty le respondió que no, ambas sabían que era hora de acudir a un médico. Con ayuda de una biopsia el médico le confirmó lo que tanto se temía. El cáncer había regresado

El cáncer de Patty se encontraba en fase IV y había hecho metástasis.

Fue una verdadera suerte que la peluquera de Patty encontrara esa peculiar mancha para que pudieran comenzar un tratamiento lo más pronto posible. Ahora Patty se encuentra tomando algunas medicaciones que la ayudarán a sentirse mucho mejor.

“En este punto, con las nuevas medicinas que hay, podría tener varios años más de vida”.

People

Este diagnóstico nos recuerda la vital importancia de estar completamente atentos a todas las señales de nuestro cuerpo. Paradójicamente, Nikki en su labor de peluquera logró encontrar una señal que fácilmente cualquier médico pudiese haber ignorado.

“Tu estilista es la persona que mejor conoce tu cabeza, incluso más que tu médico. En un examen médico no revisarían con atención tu cabello para ver si algo fuera de lo normal, ellos suelen centrarse en lunares y pecas”.

Sin duda, esta visita al salón de belleza no salió exactamente como Patty esperaba, pero recibió una valiosa oportunidad para cuidarse y recibir a tiempo ayuda médica.

Te invitamos a compartir esta nota para que todos recordemos la importancia de mantenernos atentos y revisar todo nuestro cuerpo con regularidad.