Un adolescente de 13 años de Texas se metió en serios problemas, como les suele pasar algunos chicos de su edad y como al parecer era el pan de cada día en su casa. Pero esta vez no contó con que su hermana, Liza Compero, documentara toda la severa reprimenda de su madre tras descubrir que se había robado su BMW del año sin su autorización.

Liza Compero grabó todos los hechos desde que su mamá se enteró de la terrible travesura hasta que castigó a su hijo Aaron y lo publicó en Twitter la semana pasada, sin pensar que la historia explotaría las redes.

Compero primero reveló que su hermano desconectó el wifi en su casa para que su madre no pudiera ver sus cámaras. 

Pero a la madre, Liza Martinez, le habían llamado a la oficina de la empresa de Internet para informarle que el router estaba desconectado. Enseguida sospechó de su hijo Aaron, pero cuando su hija Liza le contó que Aaron había ido a casa de su novia y al preguntar por su BMW, le confirmó que no estaba estacionado, la madre entró en pánico.

Se dio cuenta de lo que estaba pasando y decidió darle la mejor lección de su vida al jovencito, con la ayuda de su hija Liza.

“Primera parada en casa de su novia”, escribió Liza en Twitter.

“Me hizo traer estas correas para azotarlo en el trasero”

Después la hermana de Aaron relató que su madre llamó a su esposo para contarle lo sucedido: “Contándole a mi papá el chisme”.

Hasta que en un momento dado, madre e hija se encontraron con el adolescente con las manos en la masa, conduciendo el BMW nuevo. A Lisa Martinez le hervía la sangre, y entonces lo alcanzó con el coche y bajó la ventanilla:

“¡Detente ahora!”

Martinez se bajó del auto, no sin antes pedirle a su hija las correas que le pidió que llevara para darle su merecido.

Este es el video del castigo a Aaron, que ha sido compartido más de 40,000 veces en Twitter

Después de la fuerte reprimenda y de que Martinez se haya convertido en heroína para algunos y en una “maltratadora” para otros, confesó que no sabía que su hija lo estaba grabando todo y difundiéndolo a todas sus amistades.

Pero sin duda no se arrepiente de lo sucedido, porque sabe que hizo lo correcto.

“Es el bienestar de mi hijo, su futuro, sin contar la vida de tantas personas en las carreteras”, dijo la madre.

“Yo sólo quiero lo mejor para mis hijos. Siento que tengo una deuda con la sociedad y mi deuda con la sociedad es asegurarme de que mis hijos sean ciudadanos productivos y respetuosos de la ley”, aseveró Martinez.

Campero reveló más tarde que cuando su madre fue hacia el coche, el chico tenía una sonrisa en su rostro, sonrisa que desapareció cuando su madre empezó a darle de correazos.

Twitter / Liza Campero

Ahora ha aprendido la lección y permanecerá castigado hasta 2019, dijo la hermana de Aaron.

Déjanos saber qué opinas de la reacción de esta madre que ya es famosa en Internet tras la curiosa persecusión a su hijo buscando darle su merecido. ¿Cómo habrías reaccionado tú? No te vayas sin compartirlo con todos tus amigos.