La solidaridad de las madres no tiene límites, Celeste Ayala es una oficial de policía que estaba de servicio en un hospital de niños en Argentina.

Ella tuvo un gran gesto de amor con un pequeño que no conocía, lo cogió entre sus brazos como si fuera su propio bebé y lo alimentó de su pecho al ver que tenía hambre y un grave cuadro de desnutrición.

Celeste es agente de la policía de Buenos Aires, se encontraba en el Hospital de Niños de La Plata el pasado 14 de agosto cuando notó que un bebé lloraba sin cesar y pidió permiso para alimentarlo ya que ella había dado a luz a su hijo recientemente.

Quiero hacer público este gran gesto de amor que tuviste hoy con ese bebito, que sin conocerlo no dudaste y por un…

Publicada por Marcos Heredia en Martes, 14 de agosto de 2018

Uno de sus compañeros decidió tomarle una foto y la publicó en su perfil de Facebook con un conmovedor mensaje para expresar su admiración por el gesto de su colega.

“Quiero hacer público este gran gesto de amor que tuviste hoy con ese bebito, que sin conocerlo no dudaste y por un momento cumpliste como si fueras su madre, no te importó ‘la mugre y el olor’ como los señores profesionales del hospital manifestaban”, decía el mensaje en la publicación.

En poco tiempo la fotografía se hizo viral y ahora le está dando la vuelta al mundo, ha recibido miles de comentarios de personas que agradecen y admiran su gesto solidario.

Casi cien mil personas han compartido la publicación de Facebook, y Celeste se ha convertido en héroe de un angelito que solo necesitaba alimento y amor en un momento muy duro de su vida.

TN / LV

Según los medios locales, el niño fue separado de su madre y estaba a cargo de los servicios de protección al menor. No se han podido conocer más detalles sobre lo que ocurrió con sus progenitores, fue diagnosticado en el hospital con un severo cuadro de desnutrición.

Esperamos que reciba el amor de una familia y pueda crecer sano y feliz. El rostro de la oficial de policía se ha convertido en inspiración para todos, no debemos ser indiferentes ante las necesidades de los demás, hay que ayudar sin condición. ¡Compártelo!