Selena Gray, de Pensacola, Florida, tiene dio a luz el pasado 25 de junio a una bebé llamada Serenity, pesó 3,3 kilos y está en perfecto estado de salud.

Pero la madre de 18 años sufre dolores muy intensos y podría quedar paralizada porque durante el parto la guja epidural que le colocaron se alojó en su columna vertebral.

La madre fue trasladada al Sacred Heart Hospital donde dio a luz, el parto se desarrolló con normalidad, pero poco después los médicos notaron que la aguja que usaron para inyectar la solución en la columna vertebral de Selena se quedó atascada en su espalda.

“Básicamente la epidural se enroscó en mi columna vertebral. Hay un nudo en mi columna y han estado tratando de quitármelo. No he podido levantarme, ni moverme ni hacer nada”, dijo Selena.

Las piernas de Selena están adormecidas de forma permanente, lo que le impide sentarse, pero a pesar de sus molestos síntomas y la discapacidad que padece se mantiene fuerte por su hija.

La epidural es el medicamento empleado por los médicos que tiene efectos sedantes y logran disminuir los dolores causados por las contracciones del parto.

Una vez que la paciente recibe la inyección se produce un bloqueo en una zona que está sobre la columna vertebral o en la parte baja de la espalda.

Generalmente el 71% de las mujeres usan la epidural durante el trabajo de parto. Las complicaciones por el efecto de este medicamento no son comunes, aproximadamente ocurren en una de cada 20.000 a 50.000 personas. De acuerdo con las investigaciones, cada vez son menos usuales, los expertos siguen investigando para reducir el riesgo.

“Es un dolor insoportable. Simplemente me siguen diciendo ‘en todos mis años, no he visto nada como esto’. Así que básicamente están tan impresionados como yo”.

A través de su testimonio quiere advertir a otras pacientes sobre el riesgo de utilizar la epidural, espera lograr recuperar su movilidad y tener la misma calidad de vida que antes mientras cría a su pequeña.

Selena 18 yrs old just delivered at Pensacola Florida Sacred Heart hospital and now after 2 days cannot get the epidural out her back

Publicada por Selena Gray en Viernes, 28 de junio de 2019

Por ahora, se aferra a la ilusión y alegría que le produce su bebé. “Ella es tan linda, tiene sus ojos grandes marrones y abiertos. Ella es la mejor, realmente puede hacerme feliz y yo solo quiero estar en casa con ella”, relató Selena.

Hace días Selena emprendió un viaje de seis horas para trasladarle hasta el hospital donde dio a luz y que los médicos resolvieran su situación. Finalmente, pudieron extraer la aguja que se había atorado en su columna.

Sus síntomas han mejorado considerablemente, comparte la experiencia de esta joven madre para advertirle a otras mujeres lo que podría causar la negligencia médica en la aplicación de la epidural.

Te recomendamos