Hace dos semanas en un centro comercial en Florida, Estados Unidos, un bebé estuvo a punto de morir ahogado con un nugget de pollo, pero en el lugar casualmente se encontraban dos policías comiendo y lograron salvarle la vida.

Los agentes actuaron rápidamente para preservar la vida del pequeño que tenía un pedazo de comida atascado en su garganta y recibieron un reconocimiento por su labor.

Lucía Graham, de un año, casi pierde la vida tras el incidente, su madre, Ana Jaramillo de Graham, relató que: “Ellos estaban allí por una razón, y esa razón fue salvar su vida”.

Las cámaras de seguridad grabaron todo, la madre estaba junto a sus dos niños compartiendo un día en familia en Palm Beach Gardens Mall, “nos dio hambre, y como siempre hacemos, fuimos a Chick-fil-A”, un restaurante de comida rápida.

Mientras comían la niña se ahogó con un trozo de nugget de pollo. “Ella mi miró con sus ojos bien abiertos. Trató de hacer algo con su boca, no podía toser, no podía hacer nada”, relató la madre.

Florida Officers Rush to Rescue Choking Baby

HERO OFFICERS: Surveillance video shows Florida police rushing to aid a 14-month-old girl who was choking on a chicken nugget. The officers were honored for their quick action. https://abc7.la/2OLzSri

Publicada por ABC7 en Domingo, 5 de agosto de 2018

Ana estaba desesperada, y en ese momento recordó la técnica que su pediatra le había recomendado, debía darle golpes secos en la espalda del bebé para que pudiera expulsar el pedazo de comida.

El pánico le impidió aplicar la maniobra de forma correcta, así que gritó pidiendo ayuda.

Rafael Guadalupe y Robert Ayala fueron los policías que interrumpieron su comida para socorrer a la niña.

“El oficial llegó y yo le di a mi bebé. Él se sentó de inmediato comenzó a practicar la técnica. Yo, en medio del pánico, me senté en el suelo. Solo quería que ella estuviera bien”, dijo la madre.

Después de vivir momentos de angustia, la niña expulsó el pedazo de pollo y respiró profundamente después de haber estado sin aire durante más de un minuto.

“Ellos son unos héroes. Son los mejores ángeles que nos hayamos podido encontrar aquel día en el centro comercial”, dijo la madre de la niña.

Los paramédicos llegaron al lugar y revisaron a la pequeña que afortunadamente estaba en perfecto estado de salud.

Ana está muy agradecida por la actuación de los policías que salvaron a su pequeña Lucía, asegura que de no haber sido por su oportuna reacción no estarían con ella.

Daily Mail

Ella les recomienda a todos los padres a aprender a practicar las técnicas de primeros auxilios y de reanimación que puedan salvar la vida de cualquier persona que esté en peligro. Comparte su experiencia para ayudar a otros a prevenir y solucionar incidentes como este.