La inocencia de los niños nunca deja de sorprendernos, no conoce los peligros y busca compartir el amor que llevan en su corazón.

Esta historia nos muestra a un niño de Vietnam cuando trata de salvar a un pato que iba a ser sacrificado por una mujer que, gracias a la persistencia del pequeño abandonó la idea de matar al pobre animal.

La reacción del niño quedó grabada en un video que ha cautivado a cientos de corazones. Las emotivas imágenes muestran al niño acunando al pato en sus brazos para protegerlo de la mujer que quería hacerle daño con un cuchillo.

Este pequeño infante no se dio por vencido y enfrentó la insistencia de la mujer para acabar con la vida del pobre a animal, hasta que finalmente la hizo desistir de su propósito.

En la filmación se observa cuando la mujer se acerca al niño sosteniendo en su mano un cuchillo de cortar carne con la intención de arrebatarle al pato y cortar su cuello. Para sorpresa de todos el pequeño niño no se dejó intimidar y se mantuvo firme en su convicción de proteger al pato.

La mujer intentó pasar el cuchillo sobre el pato, pero el niño de manera decidida aparta su mano y le dice algo, como si le estuviera manifestando su desacuerdo por lo que ella intenta hacer.

La mujer se da por vencida después de que en múltiples ocasiones el pequeño rescatista le dice que se aleje del pato.

Al indefenso animal se lo puede observar sobre una manta azul y rosa en lo que parece ser una cocina exterior.

La mujer sonríe frente a la cámara para intentar de nuevo ir en contra del pato.

Ella parece que le cuenta al niño sobre sus intenciones, pero él sigue cuestionando esa acción mientras voltea a ver al animal, le acaricia la cabeza y lo protege con su cuerpo.

Daily Mail

La mujer frustrada mira hacia la cámara y aprovecha que el niño está ocupado acariciando al pato para trata de poner el cuchillo en su cuello.

El niño se da cuenta de la acción de esta mujer, le mira a la cara mientras grita más fuerte.

Convencida de que no podrá acercarse al pato, la mujer finalmente abandona su propósito de matarlo, y después de trepar por un pequeño muro, camina hacia la zona improvisada de la cocina.

Tras el abandono de la mujer, el niño se siente aliviado y el pato pareciera que sabe que está a salvo y asoma la cabeza fuera de la manta como señal de agradecimiento.

Este pequeño es un ser con valores que desbordan su alma… ¡Para este pato es un héroe! Comparte esta emotiva historia con tus amigos.