Un indignante video ha circulado por las redes sociales después de que unos empleados de la cadena Dunkin’ Donuts en Nueva York, cometieran el acto más cruel con un hombre sin hogar que se había quedado dormido en el local.

A los trabajadores les pareció la más “divertida broma” y la más “genial idea” para lograr que el pobre hombre se marchara de una vez por todas del lugar. Al punto que decidieron grabarlo todo.

En el vídeo, que fue publicado por el usuario de Facebook Samuel Breazeale, se puede ver al indigente que está dormido sobre una de las mesas.

En ese momento se acerca uno de los empleados con una jarra de agua para de esa manera tan abrupta y de muy mal gusto despertarlo de una vez. “¿Quieres dormir?”, le dicen antes de desparramarle el chorro de agua encima.

El hombre no entendía nada de lo que pasaba y apenas reacciona se pone de pie de inmediato, sin poder decir nada. Tan sólo se percata que está completamente mojado y que su teléfono móvil se había dañado del todo por la gran cantidad de agua con la que le agredieron.

Lo peor de todo es lo que viene después: risas a carcajadas de los sujetos que decidieron hacerle ese acto tan cruel. Y después uno de ellos se dirige para explicarle que “cuántas veces le tienen que decir que no puede quedarse a dormir allí”.

Tras ser amenazado por los empleados, finalmente lo echan del local.

El incidente ocurrió el domingo en Syracuse, Estados Unidos.

El hombre sin hogar fue identificado como Jeremy Dufresne, quien esa noche había acudido al establecimiento para poder cargar su teléfono y llamar a su madre como lo hace todas las noches.

Se supo que el indigente tiene 25 años de edad y padece de esquizofrenia

Después de que el video fuera publicado en Facebook y alcanzara casi 6 millones de reproducciones y miles de comentarios en línea llenos de indignación, medios locales entrevistaron al joven.

“Prefiero vivir en la calle que “adentro”, no tengo amigos y con los únicos que hablo es con mi familia. No sé por qué me hicieron eso, probalemente el empleado tuvo problemas personales ese día y se los desquitó conmigo”, dijo Jeremy.

El hecho trascendió a todos los niveles, hasta que la gerente de la sucursal, Kimberly Wolak, salió al frente para revelar su indignación e informar que los empleados habían sido despedidos.

“Estamos extremadamente perturbados por el comportamiento de nuestros empleados que aparecen en el video. No solo viola nuestras políticas escritas sino que va contra los valores centrales de nuestra organización”, agregó.

Además, grupos activistas que defienden a los sin techo desplegaron diversas marchas frente al local para manifestar su repudio frente al comportamiento de los empleados.

Facebook

Tras hacerse público el hecho, además se inició una campaña de recaudación de fondos en Go Fund Me a fin de comprarle algo de ropa a Jeremy, un cargador de comida y un teléfono nuevo. Hasta la fecha se han recaudado más de 20,000 dólares.

“Ese pobre chico Nunca se sabe lo que alguien está pasando en la vida. Esto no debería pasarle a la gente. Nadie merece pasar por esto en la vida”, escribió Breazeale junto al video.

https://www.facebook.com/inthenow/videos/1177423822406347/

Es preciso que este tipo de hechos sean denunciados y castigados como es este caso.

Es inadmisible que hayan humillado de esa forma a un hombre indigente y enfermo. ¡Ya basta de tanto abuso! Compártelo en las redes.