Cientos de casos de abandono suceden a diario, y se nos parte el corazón cada vez que nos enteramos de una nueva situación. Pero este ha conmocionado por completo a las autoridades de San Juan, en Argentina.

La mañana de este jueves, una mujer acudió a la oficina de Ayudantía del Palacio de Tribunales de San Juan, acompañada de su hijo de dos años para entregarlo a la justicia.

La situación que se vivió fue bastante inusual y, ante esto, la mujer únicamente argumentó que “ya no quería hacerse cargo del pequeño”.

Llegó al Tribunal alrededor de las 10 de la mañana con su hijo en brazos que sostenía un biberón lleno de leche y dijo que quería darlo en adopción.

El bebé no soltaba en lo absoluto la mano de su madre, como si temiera que lo peor estaba por suceder.

El inspector Miguel Castro, un policía que estaba de guardia, los recibió y posteriormente declaró:

“Tanto ella como el menor estaban bien vestidos y, aparentemente, en buen estado de salud”.

De inmediato, Castro puso el hecho en conocimiento de los organismos correspondientes, como La Dirección de Niñez Adolescencia y Familia y el 102.

La mujer en principio no habría dado motivos por los cuales quería dar en adopción a su hijo y los gabinetes de cada institución comenzaron a trabajar para encontrar la solución al problema.

Los efectivos pidieron la inmediata intervención de la Asesora de Menores, la doctora Patricia Sirera, quien pidió que se pusieron en marcha todos los protocolos para asistir a la mujer y a su criatura.

La madre de 22 años de edad, tuvo una primera entrevista con Sirera para dar a conocer los motivos de la decisión que había tomado. En esta reunión la madre trató de aclarar que no quería “regalar a su hijo” sino “darlo en adopción“.

“Es poco frecuente que nos encontremos con casos similares, ya que cuando se abandona a un menor generalmente se lo deja en hospitales, parroquias o en la calle, y se trata de bebés y no de niños más grandes. En este caso, la mamá lo primero que hizo fue buscar asesoramiento, que es algo que dentro de las circunstancias, se debe destacar”, declararon las autoridades.

Un día después, todavía sorprendidos e impactados por el hecho, el equipo de La Dirección de Niñez, Adolescencia y familia ya descartó que lo haya dejado por problemas económicos.

La joven madre manifestó primero que no podía mantenerlo y después relató que cuando quedó embarazada, su madre la obligó a dar a luz aunque ella se opuso a tenerlo.

Habría sido justamente el momento en el que la abuela del pequeño se fue a trabajar el que eligió la mujer para presentarse en la justicia con la intención de entregarlo.

Esto enciende una alerta en los psicólogos que tratarán de establecer si la capacidad psíquica de la mujer es la adecuada para tener a cargo a su hijo o si solo quiere desprenderse del menor.

Para algunos, la mujer llegó a Tribunales desbordada emocionalmente y quizás bajo alguna presión que no le permitió visibilizar otra alternativa que no sea la de querer dar a su hijo a alguien que quiera criarlo.

El Zonda / Eldiaonline

La mujer está siendo asistida en un hogar que le brindará apoyo y asistencia social. Y por su parte, los especialistas de los gabinetes psicológicos, buscarán al padre biológico del niño para saber si él se puede hacer cargo del menor o alguien de su familia. Lo mismo se hará con los familiares de la madre del pequeño.

Mientras tanto, el pequeño quedó bajo la custodia del Estado, aunque sus familiares podrán seguir teniendo contacto con él hasta que se resuelva su futuro.

Es una noticia que no deja de romper el corazón a cualquiera. Un pequeño de 2 años ya ha establecido un vínculo afectivo con su madre tan intenso, que un abandono tan abrupto como este, le dejará secuelas psicológicas irreparables. Si bien no podemos juzgar toda la carga emocional de la madre, no se justifica tanta crueldad.

Comparte esta noticia en tus redes, y déjanos saber qué opinas de la decisión que tomó esta mujer.