José Velásquez, de 32 años, sufrió un accidente automovilístico el pasado miércoles 26 de junio en horas de la mañana, afortunadamente logró sobrevivir, pero quedó atrapado debajo del auto.

El vehículo se volcó en medio de un bosque al norte de Houston, horas después la familia de José comenzó a angustiarse porque no regresaba a casa. Alertaron a las autoridades y emprendieron un operativo de búsqueda para dar con su paradero.

El grupo de búsqueda de Texas Equusearch lo encontró cinco días después, estaba muy débil por las lesiones que sufrió, pero a pesar de eso podía hablar.

“Estoy aquí, alguien ayúdeme”, dijo José Velásquez cuando finalmente fue encontrado.

Su padre, Eleazar Velásquez, está convencido de que su hijo logró sobrevivir de milagro.

“Imagínese él bajo el sol, tantos días ante altas temperaturas, sin tomar agua y sin poder ni siquiera arrastrarse para conseguir un trago de agua. Es un gran milagro de Dios”, declaró en una entrevista que ofreció para un importante medio de comunicación mexicano.

Los rescatistas hallaron a José el pasado domingo 30 de junio en un área boscosa, los voluntarios habían sido guiados a ese lugar gracias a la información de la última señal que emitió el teléfono móvil de José.

Justo cuando los voluntarios se disponían a abandonar el lugar porque no encontraron rastros él logró pedir ayuda por sus propios medios.

Alex, uno de los miembros del equipo de rescate, relató: “Grité para que todos los que realizaban la búsqueda salieran del área y escuché una voz que pedía ayuda”.

Un primo llamó al padre de José para darle la buena noticia de que lo habían encontrado. Afortunadamente, las lesiones que él sufrió no son de gravedad.

José Velásquez fue trasladado al hospital, su padre le contó que cada día había estado rezando para que lograran encontrarlo.

“El domingo me puse en manos de Dios porque era todo lo que podía aguantar, ya era demasiada angustia. Mientras pensaba eso, no pasó mucho para que encontraran a José… y aquí lo tenemos ya, vivo”.

El auto donde estaba atrapado José apenas podía distinguirse entre la maleza y las ramas de los árboles, según informaron los paramédicos y el personal de emergencia tuvieron que abrir paso entre los arbustos para acceder a él.

El día del accidente, José se había despedido de su novia con quien había compartido en un bar y se dirigía a casa de sus padres. El conductor perdió el control y se produjo el volcamiento.

Como no llegó y no se presentó a trabajar el jueves alertaron al Departamento de Policía de Houston, su familia y el equipo de voluntarios comenzaron a buscarlo.

Tim Miller, director de la organización de Equusearch, relató: “No sé cómo sobrevivió al accidente y menos atrapado en el auto durante cinco días. Por eso hacemos lo que hacemos. Creemos en los milagros y hoy se produjo uno”.

A pesar de que la recuperación de José será lenta cuenta con el apoyo de sus familiares quienes le ofrecen ánimo y apoyo. Está ingresado en el hospital Memorial Hermann en la ciudad de The Woodlands.

El caso de este joven ha causado conmoción en las redes, es un desenlace impresionante. Compártelo.

Te recomendamos