Un reciente extraño suceso tiene a una familia de Colorado Springs y a todos los moradores del lugar auténticamente desconcertados.

Miembros de la familia Budde habían estado observando a una mujer que corría por los alrededores todas las mañanas. Cathy Budde pasaba un día en casa cuando sus hijos la llamaron gritando:

“¡Mamá, hay una mujer que está cagando afuera!”.

Fue entonces cuando salió a ver lo que sucedía y encontró por primera vez a la mujer en cuclillas, pantalones abajo y sin un gramo de vergüenza. Aquella era la primera vez, pero no sería –para su desdicha- la última ocasión en que encontrara a la runner en tal extraña y aparatosa situación.

La dueña de casa increpó a la mujer y le dijo: ¿Realmente estás defecando justo aquí delante de mis hijos? A lo que ella respondió: ‘¡Sí, lo siento!'”.

Con el pasar del tiempo, Cathy se dio cuenta que el mal hábito de la señora cobraba ritmo. Ella dice que lo empezó a hacer por lo menos una vez por semana y que llevaba en ello por lo menos un mes y medio. Fue por eso que con su familia decidieron apodarla la “Mad Pooper”, algo así como “la loca que caga”.

La dueña de casa empezó a capturar los momentos en los que, a través de la ventana, podía observar cómo la corredora de malas costumbres seguía dejando sus excrementos en su jardín, así que tenía todo documentado.

Cuando Cathy le contaba a los medios lo sucedido, no podía evitar reírse de lo absurdo de la situación.

Después de que la runner se diera cuenta que estaba siendo observada, decidió cambiar su rutina y por lo tanto la hora en la que defecaba. Dado que la situación se estaba saliendo de las manos, la familia Budde ha acudido en auxilio de la policía y ahora el Departamento de Policía de Colorado Springs está involucrado, los oficiales no paran en su asombro.

“Es anormal, no es algo que he visto en mi carrera, que alguien haga repetidamente tal cosa … es terreno desconocido para mí”, dijo el sargento Johnathan Sharketti.

Con el material que tiene Budde, la policía podrá identificarla y podría estar sujeta a cargos de exposición indecente y defecación pública.

Cathy declaró haber puesto un letrero afuera de su casa con un mensaje dirigido a ella, en tono de súplica, pidiéndole que deje de hacerlo, pero derrotada admite que la mujer lo pasó por alto, corriendo afuera de su casa de nuevo y dejándoles el molestoso presente una vez más, como si nada hubiera pasado.

Para la familia Budde, lo más desconcertante es que no pueden entender los verdaderos motivos que tiene la mujer para hacer algo así.

“Hay muchos baños públicos a menos de una cuadra de donde se dirige, esto es claramante intencional”.

Ahora esperan que esta historia y las fotos que han sido publicadas en línea ayuden a detenerla y la extraña mujer deje de dejar recuerdos en el jardín de su casa.

Por su parte, Howard Black, portavoz del departamento de policía, dijo que se ha abierto un caso al respecto y que han recibido varias fotografías por parte de los vecinos con las que están tratando de identificarla.

KKTV

Una historia que aparte de la extravagancia causa mucha risa, sin duda. Pero que para la familia afectada ya se convierte en una pesadilla, sobretodo porque no conocen qué es lo que busca realmente la mujer.

No dejes de compartir esta noticia con tus amigos, y adviérteles por si aparece por ahí alguna mujer loca que defeque en sus jardines!