Escalofriantes imágenes capturadas por una cámara de seguridad en una transitada avenida en la ciudad de Pangasinan, en Filipinas, han puesto en alerta a sus habitantes.

El impactante fenómeno sucedió el pasado mes de junio, pero hace pocos días ha empezado a circular en las redes sociales el vídeo del momento en que un supuesto fantasma pudo ser visto mientras caminaba en medio del tráfico de la carretera.

La cámara de seguridad correspondía a una tienda de abarrotes, que capturó las impactantes escenas en que una sombra en forma de hombre, atravesaba los vehículos, como si de un espíritu se tratase.

Incluso, varias horas más tarde del suceso, se pudo ver a la misma sombra como mirando fjamente al repartidor de la tienda de abarrotes. Y fue entonces cuando el dueño del local, Michael Forto, empezó a alarmarse, sin poder dar crédito a lo que veía:

“No podía creer lo que veía. Pensé que estas cosas solo suceden en la televisión. Parece que la sombra está mirando al repartidor”.

Se dio a conocer que la tienda de comestibles se encuentra frente a la plaza del pueblo y los lugareños creen que la aparición es el espíritu de alguien con alguna cuenta pendiente que resolver.

Youtube

Por su parte, Jenny Renalto, que trabaja en una tienda cercana a donde el fantasma fue capturado en video, dijo:

“Ahora tengo miedo de caminar cerca de esta área. Cada vez que paso puedo sentir algo aterrador. Sigo recordando lo que había en ese video y la imagen del hombre que cruza la calle se me viene a la mente”.

A muchos se les ha puesto la piel de gallina cuando han visto cómo la sombra se acerca a los vehículos y luego los traspasa como si nada. Y al tratarse de un video de una cámara de seguridad han coinicidido en que es imposible en que se trate de un montaje.

Así también se se les han puesto los pelos de punta cuando finalmente han visto cómo la sombra sigue caminando por detrás de los vehículos para finalmente desaparecer por completo, escenas que definitivamente corresponden a un fenómeno paranormal.

La población entera está en vilo, así como los guardias de seguridad, quienes ahora respiran profundamente cada vez que tienen que cubrir un turno cerca de la tienda de abarrotes y velar por la seguridad del lugar.

¿Crees que efectivamente se trate de algún lugareño que los visita desde el más allá con algún asunto pendiente? Déjanos saber tu opinión y compártelo con tus amigos.