La inocencia y la fortaleza de los niños son ejemplares. Nunca dejan de sorprendernos con sus reacciones ante situaciones difíciles de superar.

Las emotivas imágenes que estás a punto de ver, muestran cuando Li Junyang, un pequeño de 3 años, proveniente del este de China quien padece un extraño cáncer, consuela a su madre mientras esta llora porque no puede pagar su tratamiento médico.

La madre de Li, Qu Lifang, y su esposo, Li Hebiao, agotaron todos los recursos económicos que tenían tras cubrir parte del tratamiento de la terrible enfermedad diagnosticada a su hijo, quien ha sido sometido a dos operaciones de tórax abierto, siete sesiones de radioterapia y siete sesiones de quimioterapia.

El niño padece neuroblastoma, un cáncer raro que afecta a los niños y generalmente comienza en el abdomen. Su familia no solo gastó todos sus ahorros, sino que se endeudó con casi 30.000 dólares. 

Desafortunadamente estos padres se vieron obligados a renunciar al tratamiento el mes pasado después de que ninguno de sus amigos y familiares pudieran prestarle más dinero.

Cuando Li enfermó vivía con sus padres, un hermano mayor y sus abuelos, sus padres tuvieron que abandonar sus empleos para poder brindarle la dedicación y atención que requería en este duro camino.

Según información local las fotografías fueron capturadas tras una pequeña discusión de la pareja en una habitación alquilada en Shanghai. Añade que Li fue trasladado al Hospital Xinhua en Shanghai en junio para buscar mejores recursos médicos.

Un video publicado por el fundador de la organización Dahe Charity, muestra a esta madre llorando y afligida porque no cuenta con los recursos para atender la enfermedad de su hijos.

Mi marido y yo discutimos todos los días por dinero”.

Li consoló a su madre tras verla tan triste. Suavemente limpió sus lágrimas de su rostro.

Mamá no llores”.

El niño fue trasladado por sus padres de un hospital a otro en pro de encontrar la mejor solución para salvar su vida.

Sin embrago, el mes pasado los médicos de Shanghai les dijeron que Li necesitaría someterse a quimioterapia durante al menos un año más y que lo más seguro es que necesitaría un trasplante. Este tratamiento podría superar los 65.000 dólares.

Así que tuvieron que llevar al niño a su apartamento en el distrito Yangpu de Shanghai hasta que pudieran encontrar más dinero.

La organización Dahe al conocer la historia de Li y sus padres los ayudó a configurar una página de donación en línea. Gracias a las donaciones la campaña de crowdfunding ha logrado recaudar 65.500 dólares.

Con la ayuda de Dahe y el aporte de cada uno de los donantes, Li pudo reanudar su tratamiento el 3 de agosto en el Hospital de Niños de Anhui.

Facebook

El camino es largo, un portavoz del hospital dijo que Li tendría que someterse a un trasplante si el resultado de la quimioterapia no es favorable.

Comparte la historia de este noble guerrero de la vida como una muestra de apoyo y solidaridad a los padres de este noble niño.