Las escenas de una triste gatita que no para de llamar a su mejor amigo para que le abra la puerta, ha tocado la fibra más sensible de miles de personas en las redes.

La minina no ha dejado de maullar afuera de una tienda, en Yucatán, México, con el único objetivo de ver a su amigo, un vecino querido por todos, don Beto.

El vídeo de la desolada gatita que no hace más que llamar a su gran amigo, toca hasta el corazón más duro

gatita

Lo lamentable y sobrecogedor de las escenas es que la inocente felina no tiene idea de que el destino decidió arrebatarle a su humano favorito. En redes sociales se dio a conocer que el hombre tristemente falleció inesperadamente en un accidente.

Sin embargo, el fiel animalito sigue con la esperanza de poder ver de nuevo a don Beto.

Desde que se difundieron las escenas en las redes, muchos quedaron muy consternados al pensar que la criaturita se quedaría solita en la vida, mientras clamaba desesperada por su presunto dueño.

Pero después salió a la luz que en realidad la gatita, de nombre Estela, sí tiene una familia. De hecho, fue un transeúnte quien la grabó mientras todos en el barrio asistían al funeral de don Beto. 

Lo triste es que a Estela nadie la invitó para despedirse por última vez de su amigo. Así que en su desesperación por quererlo ver de nuevo, acudió a la tienda con la esperanza de que saliera a abrazarla.

Las imágenes de la devastada Estela parten el alma a cualquiera

La historia de Estela fue compartida en el grupo de Facebook Adopta un Amigo Mazatlán, conmoviendo al mundo entero.

«Este gatito todos los días estaba en la tienda de Don Beto. Hoy no ha parado de maullar amargamente. Está desesperado, esperando a que Don Beto abra, no sabe que ya no volverá a verlo. Don Beto tuvo un accidente, falleció», se puede leer en la publicación viral.

Algunos clientes que frecuentaban la tienda aseguran que siempre vieron a Estelita acudir puntual a la tienda para acompañar casi durante todo el día a su amigo.

La minina de color negro y café realmente era un icono de la tienda y todos quienes se enteraron de la muerte de don Beto, no pudieron dejar de pensar en la gatita, ya que los dos eran una sola cosa.

Cada mañana Estelita se presentaba en la tienda sabiendo que allí se encontraría con don Beto.

Después, era habitual verla jugando con las cosas de la tienda o incluso con otros animalitos, ya que el buen hombre era tan amante de los animales, que normalmente recibía todo tipo de visitas inesperadas, de gatitos y perritos callejeros, que alegraban su día.

Pero, todo cambió para la pobre Estelita cuando descubrió que un día don Beto tenía cerrada la puerta de su local.

La gatita estaba realmente confundida, ya que eso no era nada normal. Sin embargo, ella no dejó de ir cada mañana, por si tenía suerte y esta vez don Beto salía para que le permitiera entrar.

Los clientes hicieron de todo para consolarla y fue entonces cuando, con los ojos humedecidos grabó las escenas con su teléfono, consciente de estar presenciando la lección de fidelidad y amor más contundente que había visto en su vida.

Este es el conmovedor vídeo de la gatita maullando afuera de la tienda a la espera de su amigo sin saber que falleció:

Lo más desolador es que Estelita ha seguido acudiendo a la tienda, sin poder entender por qué don Beto no se anima a abrirle. Quiere entender si ella hizo algo malo, pero nadie puede explicárselo.

Queda claro que la amistad de don Beto y Estela es una de las más conmovedoras de todos los tiempos. Esperamos que su familia sepa recompensarle con mucho amor y que algún día, del otro lado del arcoíris estos amigos vuelvan a fundirse en un abrazo eterno.