La vida está llena de experiencias y situaciones, que por más pequeñas que sean, van marcando cada momento de nuestra historia. Cada día debemos vivirlo al máximo, siempre disfrutando con nuestros seres queridos y haciendo que nuestra historia también forme parte de los recuerdos de ellos. Teniendo un rol importante, una abuelita marcó la diferencia en un día muy especial para su nieta.

Abby Arlt, es una joven de 27 años, residenciada en Minnesota, Estados Unidos, quien estaba próxima a casarse con su novio Dustin Merchon. El día que Dustin le propuso matrimonio, además de aceptar su petición, esta joven tenía algo muy claro, su abuela Georgina Arlt, un anciana de 92 años, sería una parte importante de la celebración.

En medio de una reunión familiar, Abby le solicitó a su abuela que fuera una parte esencial de su momento nupcial, ella deseaba con mucho anhelo que Georgina fuera su dama de las flores.

“Siempre supe que mi dama debería ser una persona cercana a mí. Además de mis padres y mi hermana como mi dama de honor, no hubiera elegido a nadie más que a mi abuela. Ella estaba muy emocionada. Todo el mundo gritaba, pero ella gritaba a todo pulmón”, expresó Abby.

Desde muy pequeña, Abby junto a su hermana, viajaban una hora para poder visitar a su abuela, la cual siempre fue muy dulce con ellas, todo el tiempo las llevaba a la iglesia, les hacía de comer y les cepillaba el cabello. La conexión que ellas dos tenían era algo inigualable, y era por eso que ella deseaba con todas sus fuerzas que su historia de bodas fuera algo que Georgina hiciera suyo.

La idea principal de la novia era hacer de su abuela la dama de flores y de su abuelo, Adrian Arthur Arlt, el portador del anillo. Pero desafortunadamente Adrian había partido de sus vidas un año atrás. Georgina y Adrian, estuvieron casados durante 73 años y su boda fue planificada en tan solo dos semanas, contando con una niña de 6 años como la dama de flores, y gracias a ese hermoso matrimonio tuvieron 8 hijos y 17 nietos.

“Nunca había estado en una boda, excepto en la mía. Realmente estaba emocionada, solo la miré y le dije: Lo haré por ti. Sé que Arthur estará allí en espíritu”, expresó Georgina.

Llegado el gran día y para el momento que esta hermosa abuelita salió a escena, supo desde un principio cómo iluminar el momento nupcial. Con un traje plateado con bordados de flores brillantes y su andadera adornada de hermosas flores primaverales, Georgina, se adueñó del pasillo con su canasta de pétalos de rosa.

Ninguno de los invitados se imaginó esta escena, dejando a todos sorprendidos y llenos de sonrisas. Esta abuelita de 92 años atrajo todas las miradas en la boda de su nieta.

¡No te puedes perder este grandioso momento! Puedes ver a la adorable abuelita, a continuación:

https://www.facebook.com/littlerascalstudio/videos/690959924428737/

Georgina confesó que ser la dama de flores era un trabajo muy duro pero no se arrepiente, fue un momento lleno de diversión y lo hizo con mucho amor para su nieta. A Abby a pesar de ser la novia, no le importó que su abuela fuera el centro de atención, ella realmente estaba feliz de dejarla robarse su día.

“Ella es tan especial para mí, siempre ha sido parte de mi vida. No podría haber imaginado a nadie más perfecto para ese papel”, expresó Abby.

Abby Arlt

Es hermoso cuando compartimos momentos tan especiales con nuestros familiares. Fue tierno de parte de esta nieta hacer que su abuela viviera como suyo el día de su boda. Tomemos esto como ejemplo y disfrutemos al lado de nuestros seres queridos cada experiencia de nuestras vidas.

¡No dudes en compartir la conmovedora boda de Abby con su abuela Georgina con tus amigos!