El hallazgo de un campamento de tráfico infantil ha estremecido la opinión pública, una agrupación de Estados Unidos llamada Veterans on Patrol (VOP) que presta servicio comunitario fue quien descubrió el aterrador lugar.

El equipo de veteranos se dedica a prestar ayuda a las personas sin hogar, y trabajan para buscar a los veteranos que estén desamparados en las calles.

No se imaginaron encontrar en Arizona un espacio estremecedor lleno de inyectadoras, tintes de cabello, de juguetes y ropa de niños rota. Sobraban los indicios de que se trataba de un campamento donde operaba una mafia de tráfico de niños.

Pero hubo un detalle que los dejó sin palabras, había un tronco con la palabra “Maddie” escrita con letra infantil, lo que podría ser un indicador de que Madeleine McCann pudo haber estado secuestrada ahí.

El pasado 29 de mayo ellos salieron a caminar por Tucson en Arizona tal como solían hacer, buscaban a personas sin hogar debajo de puentes, en zonas abandonadas y en barrios de condiciones muy precarias.

Entre ramas, árboles y basura hallaron un campamento con sábanas, encendedores, carpas tendidas y otros objetos.

Parecía estar deshabitado, revisaron entre la basura para encontrar pistas y saber si alguien vivía en el lugar. Pero lo que hallaron era aterrador: cajas vacías de tinte para el cabello, un baño químico, y cosas de pornografía.

Había un túnel hecho manualmente y cubierto por ramas, Lewis Arthur, uno de los miembros del grupo aseguró que encontraron el lugar porque sobre él daba la luz del sol.

En caso contrario, era un escondite oscuro que difícilmente habrían logrado ver.

Cuando bajaron hasta donde estaba el túnel notaron que era demasiado estrecho el espacio, muy pequeño para un adulto, pero un niño sí podría caber perfectamente.

En el interior del túnel encontraron pintura, juguetes artículos infantiles, esposas, ropa de niños y balas.

Todo apuntaba a que estaban frente a un campo de tortura, de violación y de tráfico de niños, había ataduras puestas en árboles que podrían usarse para mantener inmovilizado a alguien, sillas de auto para niños, zapatos, muñecas y carpetas con dibujos de animalitos.

El grupo de voluntarios veteranos alertó a las autoridades policiales quienes se acercaron al lugar para reunir las pruebas.

Determinaron que los habitantes de este campamento pudieron haberlo abandonado hace aproximadamente diez días.

Mientras tomaban fotos encontraron un tronco con la palabra “Maddie” escrita.

De inmediato consideraron que podría tratarse de Madeleine McCann.

La noticia causó revuelo en el Reino Unido, pero las autoridades declararon que podría tratarse solo de un campamento de personas sin hogar.

Algunos rechazaron su argumento porque el túnel, las ataduras y la ropa de niños rota eran indicios claros de que había algo malo detrás.

Los veteranos alegan que nunca habían visto un campamento como ese, las autoridades ante su insistencia se comprometieron a investigar a fondo si realmente se trataba de un lugar donde operaba una mafia de tráfico infantil.

Infobae / The Sun

¿Qué te parece? Es un caso estremecedor, se espera que si hay delitos detrás pueda salir toda la verdad a la luz. Comparte esta noticia.