Escenas de terror se vivieron después de que una niña de 10 años se convirtió en la salvadora de otra pequeña de 4 años, al darse cuenta que se estaba ahogando en la piscina de un conjunto de apartamentos.

Mareangel Hernández, una niña hispana residente en los Estados Unidos, se encontraba disfrutando de la piscina junto a otros niños, alrededor de las 7 p.m., en la piscina de su edificio, en Decker Lake, Utah.

De repente, un “bulto extraño” al fondo de la piscina llamó poderosmente su atención. Al acercarse, entró en shock cuando se dio cuenta que se trataba de una niña con la cabeza boca abajo y los pies apuntando hacia arriba, según informaron los medios locales.

“Estaba nadando y vi a la niña; ella tenía todo su cabello atrás, su cabeza apuntaba hacia abajo y sus pies subían “, dijo Mareangel cuando fue entrevistada, en medio de un mar de nervios.

La niña de 10 años rápidamente le gritó a su padre que estaba en el borde de la piscina. Sin pensarlo, su padre, Carlos Hernández, saltó a la piscina y trató de sujetar la cabeza de la niña y sacarla inmediatamente fuera del agua. Luego luchó por sacarla de la piscina.

“Tenía miedo y le estaba diciendo a mi padre que tuviera cuidado y luego la llevé al suelo”, recordó Mareangel.

Una vez que la niña estuvo fuera del agua, Carlos comenzó a hacer compresiones de pecho y pudo revivirla. En ese momento, la policía también llegó y la niña finalmente fue llevada al hospital en estado extremadamente crítico, según los informes policiales.

La policía agregó que la niña no habría sobrevivido si el hombre no hubiera saltado para salvarla.

Los residentes del lugar declararon que la niña de 4 años estaba tratando de alcanzar un flotador cuando cayó en el fondo.

Mareangel dijo que está contenta de que la niña haya podido ser salvada gracias a que ella pudo divisarla y cree que su padre es un héroe.

No se ha revelado mayor información sobre qué hacían los padres de la niña en ese momento, ni la evolución de la pequeña.

El Consejo de Seguridad de Utah, por su parte, ha publicado una serie de consejos para recordar a los padres sobre la importancia de seguir ciertas normas de seguridad en el agua. Algunos de esas advertencias son:

– Nunca deje a un niño pequeño sin supervisión en el agua o cerca de ella, ni siquiera por un momento, y nunca permita que los niños naden sin la supervisión de un adulto.

– Los niños deben nadar solo en áreas de natación designadas y supervisadas.

– Siempre designe a un adulto responsable para que sirva como el “observador del agua”, un supervisor cuya única responsabilidad es observar constantemente a los niños en el agua o cerca de ella.

– Instale barreras de protección alrededor de la piscina o spa de su casa, además de la cerca, como las alarmas de la piscina, las cubiertas de la piscina, las alarmas de las puertas o las cerraduras.

Por su parte, para Mareangel ha sido una experiencia muy traumática y recuerda con terror el momento en que estuvo a punto de ser testigo de la muerte de una niña en sus narices.

NTD

Un episodio angustiante, pero que afortundamente terminó con el gran final de haber salvado una vida gracias a que hubo personas mayores alrededor que pudieron actuar a tiempo.

Comparte esta impactante noticia en tus redes. Son accidentes muy comunes que pueden suceder con niños pequeños, y este incidente puede servir de advertencia para muchos padres. Nuestros hijos son lo más preciado que tenemos, y no podemos arriesgar su vida de esa manera por un descuido.