Un nuevo hallazgo de un bebé abandonado ha vuelto a conmocionar a Argentina, después de que se diera a conocer el hecho en la población de Lomas de Zamora, en la mañana de ayer.

Tras una llamada anónima al número de emergencias 911, se alertó a las autoridades de un bulto abandonado a la ribera de un arroyo, en el barrio de Santa Catalina, una localidad extremadamente indigente.

Inmediatamente, efectivos de la policía bonaerense se trasaladaron al lugar y tras un operativo de rastreo lograron confimar que la advertencia de la llamada anónima era cierta.

Cuando se acercaron pudieron comprobar que se trataba de un bebé de 4 meses de nacido, envuelto en varias mantas, justo al pie del arroyo.

El pequeño había sobrevivido a las heladas temperaturas de la noche cuando fue encontrado del lunes.

Enseguida tomaron en brazos al bebé para darle todo el calor que necesitaba y procedieron a trasladarlo de urgencia a los servicios de emergencia del Hospital Dr. Oscar Allende, en donde fue atendido al llegar y fue examinado para verificar si tenía algún tipo de lesión.

Sin embargo, una vez que le realizaron varias pruebas, se dio a conocer que afortunadamente el bebé no tenía signos de violencia, y estaba fuera de peligro.

El doctor Carlos Quiche, jefe de Emergencias del Hospital, declaró que el pequeño ingresó con un principio de bronquiolitis, pero que ha evolucionado bien. Además, confirmó que pesaba 6 kilos, un parámetro adecuado para la edad del bebé.

“Está en buen estado de salud. Calculamos que tiene entre tres y cuatro meses. Después de hacerle varios estudios, sabemos que pesa seis kilos. Es un buen peso y significa que está bien nutrido”, agregó.

Por el momento, seguirá internado en la Unidad de Pediatría bajo custodia policial, mientras evoluciona del todo y las autoridades deciden sobre un destino seguro para el pequeño.

TN

Por el hecho se labraron actuaciones judiciales que fueron remitidas a la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) número 12 del Departamento Judicial de Lomas de Zamora.

Lamentablemente, la crisis económica en la que se ven envueltas muchas mujeres, les lleva a tomar estas desnaturalizadas decisiones que estremecen. Sin embargo, nada puede justificar un acto así.

Abandonar a un bebé tan indefenso, a su suerte, es el acto más inhumano, sabiendo que existen otras vías, como la adopción o instituciones de acogida que pueden dar una mano a aquellas mujeres que así lo necesiten.

Comparte esta noticia con tus amigos para crear conciencia. Es necesario que se tomen medidas radicales para acabar con el abandono infantil. ¡Ellos no pidieron venir a este mundo!