La policía del estado de Michigan, en Estados Unidos, acaba de anunciar que tras más de 24 horas de desesperada búsqueda, han hallado con vida a la pequeña de 2 años, Gabriella Roselynn Vitale, de Monroe.

La niña ha sido encontrada en perfecto estado este martes por la mañana.

La desaparición de la pequeña estuvo envuelta en medio de una serie de interrogantes todavía por resolver. Los hechos se dieron el lunes por la mañana, cuando su familia la perdió de vista mientras acampaban en una zona boscosa en el municipio de Cominis, en el condado de Oscoda.

Desde ese momento, después de que sus padres dieran parte a las autoridades de no hallar rastro de la pequeña, oficiales del Condado de Oscoda, la Policía Estatal de Michigan, los equipos K-9, un helicóptero y el Departamento de Recursos Naturales de Michigan registraron un área boscosa cerca de la carretera Reber.

Toda la comunidad en general se mantuvo en vilo mientras las autoridades y todas las fuerzas facilitaron los recursos para hacer lo que fuera para dar con la menor.

Un hallazgo impactó a muchos cuando encontraron la chaqueta rosa que usaba la niña a cientos de metros donde la vieron la última vez. Y a partir de ahí todos los esfuerzos se enfocaron en ese perímetro de búsqueda, según declaró Travis House, oficial de la policía de Michigan.

Pero un hecho por demás extraordinario como misterioso, cambió el giro de los acontecimientos cuando todas las fuerzas peinaban el campo este martes en la mañana. La pequeña Gabriella se presentó en el porche de una casa, ubicada entre 400 y 800 metros de donde desapareció.

«Un hombre en esa vivienda sabía que había desaparecido y nos notificó», dijo House. Y sin pensarlo se convirtió en el salvador de la pequeña.

«Ella sobrevivió una noche en el bosque sola y salió de este incidente relativamente ilesa. Esta niña es un verdadero soldado».

Dijo además que Gabriella estaba en «muy buenas condiciones», a pesar de que apareció en esa casa sin pantalones ni zapatos.

«Se reunió con su madre, Alyssa Bijarro, y se le dio algo de comida y agua. Se llamó a Urgencias y la llevaron a un hospital local para que la revisaran», dijo.

“Nos gustaría expresar nuestro agradecimiento a Dios por mantener a nuestra dulce Gabriella a salvo. Gracias a los innumerables oficiales de seguridad pública, socorristas y aquellos que ayudaron a localizar a nuestra niña», dijo la madre en un comunicado.

La búsqueda había continuado el lunes por la noche hasta aproximadamente las 2 am, y se reanudó alrededor de las 6:30 am del martes. A media mañana, más de 50 rescatistas rastreaban la zona, hasta que misteriosamente apareció Gabriella.
Si bien quedan muchos interrogantes sin resolver, como si alguien la retuvo o simplemente se perdió. O si alguien quiso hacerle daño, pero luego se arrepintió y la devolvió; eso es algo que les corresponderá aclarar a las autoridades. Pero celebramos el final feliz de esta historia que había angustiado a tantos. ¡Comparte esta noticia!

Te recomendamos