Cuando un indigente fue obligado por una familia a acabar con la vida de su gato, su corazón se detuvo. No sabía cómo reaccionar, pero si algo tenía claro era que había una vida que salvar.

En diversas ocasiones, hemos sido testigos de verdaderos gestos heroicos y repletos de amor, protagonizados por quienes menos esperamos: las personas con más adversidades y mayores necesidades económicas, como los «sin techo».

Por ejemplo, este indigente fue capaz de dejar de comer por alimentar gatitos callejeros

indigente

Al parecer, él no es el único héroe que sabe perfectamente que todo animalito es un ser vivo, que siente, sufre y padece. Y como tal, merece todo el respeto y que se lo trate con amor.

En esta ocasión, una emotiva historia que ha dado la vuelta al mundo, nos ha hecho recuperar la fe en la humanidad. Se trata del increíble gesto que tuvo un indigente peruano llamado Martín para salvar a un gatito maltratado.

A pesar de vivir en la calle y no tener casi qué comer, decidió darle una segunda oportunidad al gato

gato

Afortunadamente, en el mundo todavía existen ángeles disfrazados de humanos, dispuestos a arriesgarlo todo por las criaturas más vulnerables.

Martín es un pobre hombre que deambula por las calles. Pero a quien, sin importar su precaria condición, su amor por los animales es tan grande, que no dudó en responder cuando le exigieron algo horrible contra la vida de un gato.

El hombre suele pasar los días tratando de sobrevivir, cerca del mercado de Tahuantinsuyo, en la localidad de San Juan de Lurigancho, en Lima, Perú.

Un día, una familia se le acercó para hacerle un encargo desgarrador. Simplemente ya no lo querían en su vida, y en lugar de llevarlo a un refugio, o pedir ayuda; le exigieron al hombre que se deshiciera del animal. Pero el pedido fue expreso y claro:

«Acaba con él».

Martín no podía creer que porque se cansaron de él, esa gente desalmada y ruin le estuviera ordenando que llevara en su conciencia la muerte del pequeño.

Los antiguos dueños del gato no tenían idea que se habían equivocado al elegirlo a él, y que estaban frente a todo un héroe. Claro, tampoco querían mancharse las manos de sangre inocente, y por eso acudieron al indigente para que lo hiciera él por ellos.

Martín fue muy inteligente y aceptó el pedido, temiendo que si se resistía, fuera la propia familia quien después lo matara sin compasión.

Así que en lugar de seguir el absurdo y cruel pedido, prefirió perdonarle la vida. Además, decidió quedárselo para cuidarlo, alimentarlo y llenarlo de amor, mientras conseguía que alguien lo adoptara.

La impactante historia no tardó en trascender las redes sociales, gracias a un hombre llamado José Enrique Bustamante Lozano. Él veía siempre a Martín merodeando las calles por el mercado, el indigente decidió abrirle su corazón devastado, contándole el verdadero origen del gatito.

Fue por eso que José decidió divulgar la historia de Martín en Facebook. Allí rápidamente se viralizó después de que él suplicara ayuda tanto para el hombre sin techo, como para el gatito.

«Martin. Un muchacho único, lo mandaron a deshacerse del gatito pero él prefirió conservarlo, cuidarlo y amarlo, hasta que alguien quiera adoptarlo. Muy noble de su parte. Esto es en el mercado de Tahuantinsuyo, ahí los encuentran a ambos», escribió José.

Fue así como la avalancha de comentarios y ofrecimientos de apoyo no tardó en llegar a Facebook de José.

Por suerte, las cosas salieron perfectamente para Martín, quien recibió comida, ropa y mucho amor en las redes. Y el gatito pudo encontrar no sólo el amor de la persona que menos pudo imaginar a las puertas de la muerte, sino que muchas personas se ofrecieron en acogerlo en su hogar.

Sólo es cuestión de tiempo que eso realmente se formalice y el minino pueda emprender su viaje hacia su nueva vida. ¡Los héroes no llevan capa!