No hay duda alguna de la lealtad, en ocasiones heroica; y el amor, que un perrito es capaz de demostrar con tal de proteger lo que más quiere en esta vida.

Tal como sucedió en Merauke, Indonesia. Un hombre llamado Achy Wiwaya se despertó en la mañana sólo para presenciar el acto más genuino de fidelidad infinita de su perro, al punto de inmolar su propia vida para demostrar a su familia cuánto los amaba.

El perrito ofreció su vida para salvar a sus dueños de los intrusos en su hogar

perrito

Achy quedó realmente consternado y muy afectado cuando encontró a su perrito casi sin vida sobre la hierba. Aunque lo había escuchado ladrar la noche anterior, luego se despreocupó porque el peludo simplemente dejó de hacerlo.

Pero en realidad lo que había sucedido era mucho más trágico y desgarrador que eso, el perrito había sido envenenado deliberadamente por los ladrones, para silenciar sus ladridos.

Lo peor de todo fue que como el perro ladró, los hombres se asustaron y en lugar de huir sin más, decidieron acabar con la vida del animal, sin robar nada de la casa. Entonces el perrito fue todo un héroe que logró ahuyentarlos, cumpliendo el cometido de defender a su familia.

“No nos robaron nada porque nuestro perro seguía ladrando. Sólo nos dimos cuenta de lo que había sucedido cuando encontramos que fue envenenado por los ladrones, contó Achy en Facebook.

La familia, aparentemente, dormía cuando la banda de ladrones intentó entrar en la casa para robar.

Achy dijo que, aunque el perro comenzó a ladrar frenéticamente, no se molestaron en ir a averiguar qué pasaba pensando que en realidad estaba molestando al gato. Algo que jamás se perdonará porque al día siguiente halló una escena por demás angustiante y desoladora.

«Yacía en su propio vómito con espuma saliendo por su boca, lo que indicaba claramente que era veneno», lamentó el dueño del perro.

Luego, relató que si bien su intención era llevarlo al veterinario de inmediato, en un último intento desesperado por salvarle la vida, eso no fue posible. Resulta que ellos viven en Papúa y el único veterinario cercano sólo atiende al ganado. Además, el hecho sucedió en domingo, y todas las clínicas veterinarias estaban cerradas.

Es realmente lamentable que la vida de estas criaturas tenga que estar supeditada a la voluntad del humano para salvarlos. Y en países con tan pocas condiciones y recursos como Indonesia, pues parecía que la suerte para el perrito ya estaba echada.

Entonces, a los dueños no les quedó más opción que ayudarlo con lo que podían en casa. Le dieron leche, aceite y leche de coco para que el veneno no lo afectara tanto, pero estaba tan débil que finalmente simplemente lo acompañaron en sus último aliento, hasta que cruzó el puente del arcoíris.

Achy grabó ese triste momento final y lo difundió en las redes. Puedes verlo aquí, pero no lo incluimos en esta nota porque son instantes realmente devastadores que no son nada agradables. De hecho, el hombre recibió algunas críticas.

Sin embargo, él aseguró que quiso documentar esos últimos segundos para  honrar la vida de su amada mascota. Y además porque quiere advertir a todos los dueños que por nada del mundo no presten atención cuando sus perros ladran más de la cuenta por la noche. Podrían estar en peligro y ellos jamás se medirán en sus muestras de lealtad, dando la vida si es preciso.

Algunos usuarios que vieron el vídeo, comentaron:

«¡Esto me hizo llorar! El perro también lloraba. ¡Mira la lágrima en su ojo!»

Otra persona salió en defensa del dueño antes las críticas: «Lo intentaron todo para curarlo pero lamentablemente murió. Creo que lo grabaron para informar a las autoridades, o para que sea un ejemplo para que todos seamos más cautelosos con nuestras mascotas».

¡Descansa en paz, dulce angelito fiel! Eres un gran héroe que merece toda la felicidad del otro lado del arcoíris. Jamás serás olvidado.