La honestidad, es uno de los valores más escasos que existe actualmente en nuestra sociedad, sin embargo, siempre hay personas que nos hacen recuperar la fe y la esperanza en el mundo.

Aurora, una pequeña ciudad del estado de Colorado, en los Estados Unidos, es la localidad que acoge a tres chicos que se convirtieron en héroes y el ejemplo vivo de que aún existen personas con buenos valores.

Los tres chicos notaron una billetera afuera de un coche estacionado mientras andaban en bicicleta por el lugar. Así que los tres fueron hasta el pórtico para entregar la billetera, y los atendió una voz robótica que les pidió que dejara un mensaje a la familia.

Entonces, uno de los chicos les mostró que habían encontrado la billetera y que la esconderían en la puerta para que nadie más la pudiera ver.

Encontramos su billetera fuera de su automóvil y pensamos en devolvérsela. Voy a ponerla aquí, y no tomamos nada del dinero. De nada. Gracias”, puede escucharse la voz de uno de los chicos del grupo con una playera de Taylor Swift.

Al llegar a casa, Jamie Carlton, vio el vídeo que se había grabado en su entrada y supo que dicha billetera era la de su hijo, Nigel Drake, y dentro de ella había 700 dólares en efectivo. Toda la familia estaba muy agradecida con los tres chicos y querían honrar el lindo gesto.

Por esa razón, Carlton publicó el vídeo en su perfil de Facebook, preguntándoles a las personas si conocían la identidad de los chicos. Afortunadamente, la identidad de los tres honestos jóvenes fue encontrada y los nombres salieron a la luz pública.

En el trío de jóvenes hay un par de hermanos, Haylie y Reagan Wenke, de 13 y 6 años de edad, y una amiga del hermano mayor, Ashley Dayton. El chico que tomó el liderazgo del honesto grupo y dejó el mensaje a los Carlton fue Haylie.

“Me gustaría tomar el crédito por sus acciones, pero realmente no podemos. ¡Estaban solos y decidieron guardar la billetera en un lugar seguro por su cuenta! Como padres, creo que siempre esperamos que estén haciendo lo correcto cuando no estamos cerca o cuando nadie está mirando. ¡Me hace sentir muy orgullosA!”, dijo la feliz madre de los hermanos Wenke, Kerry Eddy.

“Hacemos todo lo posible para asegurarnos de que se les enseñe lo correcto y lo incorrecto”, comentó el padre de los hermanos, Ryan Wenke.

Estos tres chicos merecen muchos aplausos. Puedes ver el honesto gesto, a continuación:

Sin duda, este es un gran ejemplo para el resto de la juventud. Cualquiera puede ser la personificación del buen hacer y alegrarles el día a los demás con un poco de compasión y ayuda.

Comparte esta noticia con tus amigos, y recuerda que si haces lo correcto, atraes lo bueno para ti.