Las bromas pesadas son una de las peores prácticas en la adolescencia. Muchos jóvenes, al estar en compañía de otros, por temor a las burlas o al rechazo, son capaces de hacer cosas muy absurdas e incluso arriesgadas, como ocurrió con Jordan Holgerson.

La joven, de dieciséis años de edad, se encontraba de paseo con un grupo de amigos en Moulton Falls, Washington. Tal y como lo hacen muchos visitantes, atravesaban el puente que se encuentra sobre el río Lewis y allí, decidieron hacer algo alocado: saltar a las aguas desde esa altura.

Jordan Holgersen

En el video que se difundió en las redes sociales, podemos ver a Jordan de pie al otro lado de la barrera del puente, al borde de una caída de más de 18 metros. Cuando le preguntan si saltará a las aguas, la chica dice en repetidas ocasiones que “No lo hará” y podemos ver cómo uno de sus acompañantes decide, de muy mala manera, hacerla cambiar de opinión.

La mujer detrás de Jordan, mayor de edad y además su amiga, la empuja con mucha fuerza, precipitándola hacia las aguas. La chica grita, en medio de la caída agita con desesperación brazos y piernas, hasta que se escucha el golpe seco, cuando finalmente entra al río.

Todos creyeron que se trataba de una broma divertida para ayudar a Jordan a vencer su cobardía, pero cuando la joven salió del agua, se dieron cuenta de lo grave que había sido la travesura: la adolescente sufrió múltiples lesiones en su cuerpo y pudo haber muerto, de no ser porque corrió con un poco de suerte.

To all my friends that are spending time on the water this summer, please be careful and respectful of one another and…

Publicada por Jennifer Reid en Jueves, 9 de agosto de 2018

Jordan fue trasladada de inmediato al PeaceHealth Southwest Washington Medical Center, donde ingresó en urgencias y los médicos pudieron salvarle la vida. La pesada broma de “su amiga” le costó: cinco costillas rotas, un pulmón perforado, lesiones en la tráquea, esternón y en sus piernas.

Jordan Holgerson

La responsable de la caída de Jordan, le pidió perdón en repetidas ocasiones, pero la joven está consciente de que sus acciones fueron irresponsables, irrespetuosas e injustificadas:

“Pude haber muerto. Podría haber sido mucho peor, eso es lo que pienso”. Dijo Jordan a la prensa.

Además, la adolescente le confesó a los medios que durante la caída perdió el sentido por unos segundos, sofocada por el aire, pero cuando entró al agua, estaba consciente.

Jordan Holgerson
Infobae

La madre de Jordan se encuentra sumamente enojada con la responsable del accidente de su hija y exige que se entregue a las autoridades. Por fortuna, las lesiones de la joven sanarán pronto, no hay riesgo de que existan daños permanentes y el reposo y tratamiento que guarda justo ahora, serán suficientes para que recupere su buena salud.

Si eres de los que rechaza este tipo de bromas pesadas y quieres enseñar a otros la importancia del respeto a los demás, comparte en tus redes sociales esta noticia.