Sultan Kosen es un hombre turco que ha sido reconocido como el más alto del mundo, mide 2,46 metros y posó ante las cámaras junto a Jyoti Amge, una mujer que mide 62,8 centímetros ganando el título de la más baja del planeta.

Ambos participaron en una sesión fotográfica para una campaña publicitaria realizada con el fin de atraer más turistas a Egipto.

Sultan, de 34 años, y Jyoti, tienen un récord Guinness por su estatura y se mostraron complacidos en unirse para ser la imagen de la Junta de Promoción Turística de Egipto para promocionar lugares como El Cairo, entre otros.


Algunas de sus fotos fueron tomadas frente a la pirámide de Giza, que a su vez es la tumba del faraón Keops.

La pirámide de Giza también es conocida como la pirámide de Keops o de Jufu, es la más antigua de las siete maravillas del mundo y ha sido la mayor construcción de ese tipo realizada en Egipto.

Se construyó con la orden del faraón de la cuarta dinastía del Antiguo Egipto, Keos, por el arquitecto Hemiunu y su conservación es un gran misterio, ya que en la obra no se empleó el hierro, ni poleas, ni ruedas como en otras pirámides.

El arquitecto Jean-Pierre Houdin se dedicó en 2007 a investigar sobre esta pirámide, alegó que los egipcios subieron los bloques en una rampa que formaba un túnel en espiral dentro de la estructura.

Algunos bloques pesaban 60 toneladas, es difícil de explicar cómo lograron tal hazaña sin la ayuda de la tecnología.

Las fotos del hombre más alto del mundo y de la mujer más baja ante esta maravilla están causando revuelo en las redes y han sido vistas por millones de personas en muchos continentes.

Sin duda, su imagen y el contraste de sus características captó la atención de muchas personas ávidas de conocer sus historias y también atraídas por la belleza que ofrece Egipto.

Además de ser el más alto del mundo, Sultan también tiene las manos más grandes. Padece acromegalia, un trastorno causado por un tumor en la glándula pituitaria que acelera la hormona de crecimiento.

Afortunadamente, recibió un tratamiento hormonal que lo salvó del peligro de muerte al que estaba expuesto, porque en caso de seguir creciendo no podría seguir sosteniendo su estructura ósea.

Jyoti nació en la India, tiene 24 años y obtuvo el récord Guinness cuando cumplió 18 años. Es actriz y trabajó como animadora de un programa de TV.

TN / Clarín

La imagen de esta particular pareja nos recuerda que no hay diferencias ni límites cuando se trata de tener voluntad para lograr los sueños. Compártela.