Elaine McMonagle, de 31 años, madre de 3 hijos, se quedó atónita tras descubrir en una foto de su antiguo departamento al fantasma de un niño pequeño del que su hija de tres años solía hablarle cuando vivían ahí.

La madre anteriromente vivía en un departamento en Alexandria, cerca de Loch Lomond, en Escocia; tiempo después de mudarse le entró la nostalgia y empezó a buscar fotos en Google Maps sobre la calle y cómo se vería su antiguo domicilio que le traía gratos recuerdos.

Cuando de repente descubrió algo que le dejó con los pelos de punta: el fantasma del supuesto niño del que le hablaba su hija estaba en la ventana. Además, las fotos habían sido tomadas un año antes de que ella se mudara de ahí.

Ella publicó en su cuenta de Facbook el espeluznante hecho y relató que cuando solía vivir en ese departamento con su hija Hailey que en ese momento tenía 3 años, siempre le hablaba de un niño pequeño que ella veía.

Hailey le decía que el niño solía saltar sobre ella al acostarse, pero obviamente lo atribuyó a posibles amigos imaginarios para no asustarse por completo. Pero cuando decidió buscar las fotos en Internet, casi se queda sin aliento al descubrir al pequeño fantasma en la ventana.

McMonagle, quien ahora vive en Hamilton, South Lankarshire, habitó la propiedad en Alexandria hace cinco años.

En repetidas ocasiones Hailey le habló a su madre acerca del niño e incluso de un hombre que vivía también allí con ellas. Fue entonces cuando Elaine empezó a pensar que algo paranormal ocurría en su hogar.

Elaine relató a los medios inquietantes experiencias que tenía en su antiguo hogar, que ahora con esa foto adquirían sentido para ella:

“Llegábamos a casa y encontrábamos la luz del baño encendida, sabiendo que la dejamos apagada. Había papel para colorear tirado en el suelo, los juguetes de mi hija aparecían fuera de su habitación y en la sala de estar”.

“Todas las puertas de la casa tenían paneles de vidrio macizo y con bastante frecuencia se veían sombras, al estar en la habitación o en la sala de estar”.

“Ocasionalmente, también había un olor a humedad que aparecía y desaparecía, como un olor muy viejo”.

Daily Mirror

La madre contó además que no es la primera vez que en su familia se experimentan fenómenos así, relató que de pequeña en casa de sus abuelos siempre sucedían cosas extrañas, como sentir que alguien le respiraba encima, o que le tomaban el cabello sin que nadie estuviera delante.

Es verdaderamente espeluznante, pero ella reconoció no sentirse afectada por el hallazgo de la foto, ya que piensa que poder ver estas cosas es una especie de regalo y que los niños son más perceptibles a esos fenómenos, pero siempre que no les afecte, no tiene por qué preocuparse.

¿Y tú cómo habrías reaccionado si te encuentras al “pequeño fantasma de la ventana”? Déjanos saber tu opinión de este extraño suceso y compártelo en tus redes.