Las cámaras de seguridad del aeropuerto de Omsk, en Rusia, han revelado el indignante momento en que una mujer de 25 años carga por última vez en brazos a su bebé de 9 días de nacida, para entregarla tras haberla vendido por menos de 40 euros.

La madre ha sido identificada como Inna Petrova, quien en medio de la pobreza y la desesperación de no tener el apoyo del padre de la bebé ni de su familia, había decidido ponerla en venta, como si de un objeto inservible se tratara.

En el video se puede ver por otra parte a la compradora, Natalia Zhdanova, una mujer de 43 años que había volado desde San Petersburgo tras haber pactado con Petrova la entrega de la bebé.

Los hechos habían llegado a tal extremo porque Inna habría tenido una aventura en una noche de copas, de la cual quedó embarazada. Tras el rechazo de su familia y el padre, estaba desesperada y decidió ponerla en adopción, o en realidad sacar algo de dinero a cambio.

“Durante todo el embarazo, mi madre y mi hermana me atacaron. Querían que abortara. Me amenazó y me dijo que si daba a luz no volvería a pisar la casa”, declaró la madre.

Fue entonces cuando un mensaje en línea fue la mayor tentación y a la vez la solución a sus problemas:

“Hola a todos, a mi esposo y a mí nos gustaría tener un bebé de 0 a 3 meses. Todos los documentos para su adopción están listos. Por favor, envíe un mensaje privado para más detalles. ayúdenme”.

La mujer que publicó el mensaje era Natalia Zhdanova, una maestra de 43 años, que sin poder tener hijos había adoptado una hija que ya no vivía con ella, y ahora temiendo el nido vacío quería otro bebé.

Inna no dudó en responder y ofrecer a su hija:

“Hola, me gustaría que mi hija sea adoptada. Hazlo por favor, no puedo criarla, no hay posibilidad”.

Inna le aclaró que lo hacía por desesperación y al decirle que no tenía dinero, Natalia ofreció pagarle por la pequeña, además de ayudarla a buscar trabajo en San Petersburgo. Entonces llegaron al acuerdo, la compradora le hizo una transferencia y pactaron el punto de encuentro para la entrega de la bebé. ¡Una historia de película!

En el video se puede ver cómo la madre sostiene en brazos a la pequeña, quien antes de entregarla a la mujer, le da un último beso de despedida. Después se la entrega a la compradora, y ésta desaparece. ¡Es desgarrador!

Gracias al video se pudo dar con el paradero de ambas mujeres, ahora se encuentran detenidas y podrían enfrentarse hasta 10 años de prisión por el delito de tráfico de menores.

Se supo que Natalia había utilizado un certificado de nacimiento falso para no tener problemas al viajar con la bebé.

Daily Mail

Después de que salió a la luz el video, cientos de usuarios en las redes se han indignado con el hehco y hasta familiares lejanos de Inna la han reprochado diciendo que la pudieron haber ayudado de haberlo sabido. La madre está desmoronada y dice estar arrepentida y que si pudiera volver el tiempo atrás, jamás hubiera entregado a su hija.

La pequeña está bajo el resguardo de las autoridades y será enviada a un orfanato por lo pronto.

Es verdaderamente desgarrador, cuando crees haberlo escuchado todo, un nuevo caso de adultos irresponsables, que tratan a sus pequeños como mercancías, nos rompe el corazón por completo.

Comparte esta noticia en tus redes para crear conciencia. Los hijos no son juguetes que se desechan. ¿Hasta cuándo?