El amor de los padres es una de las fuerzas más hermosas que existen. El vínculo que hay entre un hijo y sus progenitores es inquebrantable, haciendo que el cariño que tienen entre ellos no cese con el tiempo y perdure para siempre.

Hace poco, un vídeo se hizo viral en las redes sociales por enternecer a los usuarios con el hermoso momento que vivieron un padre y su hijo en la terminal de la ciudad de Los Ángeles, California. El padre, Malcolm Cobrick de 88 años, y su hijo, Matt de 53 años, con Síndrome de Down, jamás se habían separado.

Este padre e hijo estuvieron juntos todos los días por más de 25 años, desde el momento en que murió la madre de Matt y esposa de Malcolm en 1993, pero Matt tuvo que hacer un viaje que los separaría brevemente.

Matt viajó por una semana al otro lado del país, específicamente a Nueva York. El hombre fue hasta la gran manzana en compañía de su hermana, Marcy, para cumplir uno de sus sueños, conocer su jugador de béisbol favorito, Aaron Judge.

Aunque Matt estaba feliz por conocer a su beisbolista y equipo de béisbol favorito, Los Yankees de Nueva York, el hombre extrañó a su padre durante todo el viaje, al igual que a Malcolm le hizo mucha falta su hijo durante ese tiempo.

El pasado 12 de agosto, los hermanos Cobrick iban en el vuelo de regreso a casa, y Marcy sabía que el reencuentro de Matt con su papá sería muy especial, así que no dudó en preparar la cámara de su móvil para registrar el hermoso momento.

Apenas el avión aterrizó, Matt salió de la aeronave y cuando vio a su padre, bajó rápidamente las escaleras mecánicas y fue directamente a abrazarlo y a darle decenas de besos.

Matt y Malcolm parecían que tenían toda una eternidad sin verse, cuando realmente fueron unos cuantos días. Matt no es un hombre que reprime sus emociones, y su padre lo ama tanto que añoraba ver a su pequeño, y la felicidad que sintió al ver la reacción de Matt no se hizo esperar.

El momento fue realmente hermoso y Marcy no dudó en subir el vídeo a Facebook donde consiguió tener más de 20 millones de reproducciones y más de 200 mil compartidos.

“Personas de todo el mundo me envían fotos de sus hijos con Síndrome de Down, diciéndome que los hacía llorar, que estaban tan felices de ver una relación tan larga y amorosa entre mi padre y mi hermano”, comentó Marcy, que sin duda está feliz de compartir este momento tan esperanzador para tantas familias.

Facebook / marcy.c.mayer

El valor de la familia no debería ser olvidado nunca, y los Cobrick están convencidos de esto, por esa razón disfrutan cada día de sus vidas estando juntos y con mucho amor.

Puedes ver el hermoso vídeo, a continuación. ¡Prepárate para que tu corazón se derrita!

Homecoming doesn’t get better than this. I think my brother missed my father after 5 days in NYC with my sister. ❤️✈️🤗⚾️

Publicada por Marcy Cobrink Mayer en Lunes, 13 de agosto de 2018

¡No olvides de compartir esta hermosa noticia con tus amigos!