Imaginen ser joven pero tener un cuerpo y un organismo de 136 años. Esta es la historia de la valiente Ana Rochelle Pondare.

Ana Rochelle, es una chica de tan solo 19 años, de Filipinas. Rochelle era conocida como la mujer más antigua de Asia, pero te estarás preguntando, ¿cómo puede ser la mujer más antigua con tan solo 19 años? Ella sufría de un trastorno genético que le ocasionaba un envejecimiento prematuro, dicho trastorno se conoce como “Progeria o HGPS”, lo cual ocurre en 1 de cada 4 a 8 millones de recién nacidos.

Lamentablemente, el cuerpo envejecido de Ana no pudo más, falleciendo la filipina. Los encargados de anunciar la muerte de Rochelle fueron una organización americana que investiga la progeria.

Nuestros pensamientos están con los amigos y familiares de la bella Ana Rochelle de Filipinas que falleció a la edad de 19 años”, expresó la Fundación de Investigación a la Progeria.

Sus doctores dijeron que debido al trastorno genético, Ana parecía tener 136 años. Esta condición hace que los niños fallezcan a los 14 años, haciendo a Rochelle la excepción de la expectativa de vida de los pacientes de este trastorno.

“Los doctores dijeron que estoy envejeciendo demasiado rápido y mi vida aquí en la tierra es rápida, después de 15 años, me iré”, expresó Ana Rochelle antes de morir a los 19 años, superando la expectativa de vida que le había diagnosticado los médicos.

El Dr. Pierre fue de gran ayuda para ella, la ayudó a perdurar su vida con una dieta equilibrada y cremas para la piel ya que tenía muchas arrugas.

Ana Rochelle junto a la presentadora, Korina Sánchez.

Ana fue conocida como una niña feliz y con un gran corazón. La presentadora, Korina Sánchez, quien tuvo una entrevista con ella unos años atrás, compartió fotos de ellas juntas durante una fiesta en celebración de los 18 años de Ana.

Ana tuvo una vida muy corta pero se puede decir que la disfrutó. Para su cumpleaños número 18 le hicieron una gran fiesta en donde contaba con un trono solo para ella y de igual manera tuvo varios vestuarios estilo princesa.

Gracias a una aparición que tuvo en “Kapamilya Thank You” de ABS-CBN, pudo conocer a su ídolo, Sarah Geronimo, haciendo uno de sus sueños realidad.

Ana solo llegó asistir un año a la escuela. En ocasiones, un niño la llamaba “demonio”, pero eso nunca fue motivo para abandonar el instituto. Ella tuvo que abandonar las clases debido a que su madre ya no tenía la disponibilidad económica.

En vez de sentirse mal, Ana con todo gusto ayudó a su madre en la venta de ropa y frutas en las calles de Plaridel, Bulacan.

Uno de los grandes sueños de esta joven era darle un hogar a su madre, sueño que logró cumplir gracias a la empresa Lumina.

“Y pudimos hacer realidad su sueño gracias a la empresa de desarrollo de viviendas Lumina. Un pequeño hogar para su madre y sus hermanos”, comentó la presentadora Sánchez.

La vida no fue nada fácil para Ana Rochelle, pero sin embargo, nos mostró una sonrisa a pesar de cada obstáculo. Descansa en paz, bella Ana. ¡Comparte su historia!