Leewen Zhang es una mujer de China que entabló una relación muy especial con su perrita Julie, quien además fue certificada como perro de asistencia por los Estados Unidos. Estuvieron juntos hace años y se convirtieron en las mejores amigas.

Lamentablemente, el odio que muchas personas sin corazón sienten por los perros terminó por separar de la manera más drástica y cruel a estas dos grandes amigas.

Leewen ha estado con la linda Julie desde que era solo una cachorra de dos meses.

Leewen había estado viviendo en San Francisco durante varios años con su perrita y todo marchaba de maravilla, pero recientemente decidió volver por unos días a su lugar de nacimiento en Chonqginq, China mientras lograba coordinar todo para establecerse durante algunos años en Europa.

Leewen quería mudarse a un lugar más tranquilo porque Julie padecía de problemas cardíacos.

Sin embargo, resulta que en la zona los perros no son en absoluto bienvenidos por un grupo de vecinos, quienes se dieron a la tarea de dejarle muy claro a Leewen que harían todo lo posible por deshacerse de su perro.

“Ellos creen que esa zona debería ser solo para niños y no para perros. Un vecino me solía perseguir y me amenazó más de 4 veces. Me decía que iba a matar a mi perro y a todos los golden. Una vez tuve que llamar a la policía”.

Julie llamó a la policía en reiteradas ocasiones y pensó que esto frenaría las intenciones de los malvados vecinos, pero las cosas llegaron demasiado lejos y la amorosa perrita corrió con la peor suerte.

“Mezclaron veneno para ratas con pedazos de pollo y lo pusieron en el césped en el que Julie adoraba jugar. Comió tan solo un poco y murió horas después en medio de mucho dolor y sufrimiento”.

Para los amantes de los perros nuestras mascotas se convierten en una parte fundamental de nuestra familia, así que verlos partir es algo sumamente doloroso. La pobre Leewen tuvo que sufrir esa dura experiencia junto a la impotencia de saber que personas tan malvadas habían sido responsables de lo sucedido.

“Nunca voy a poder olvidar la manera en que aullaba, gemía y peleaba por sobrevivivir”.

Un video capturó el doloroso momento en que los veterinarios están intentando hacer todo lo posible por salvar a la perrita, pero ya era demasiado tarde. La destrozada Leewen no puede hacer más que llorar desconsoladamente sobre el cuerpo sin vida de su querida perrita.

Julie acababa de cumplir ocho años al momento de su muerte.

Daily Mail

Leewen compartió lo sucedido en sus redes sociales y asegura que ahora se dedicará a que las leyes de su país procuren proteger a los animales como Julie de las terribles personas que le hicieron esto a su perrita de asistencia.

La denuncia de Leewen se ha hecho viral y ya ha sido compartida más de 70 mil veces.

Publicada por Julie Leewen Zhang en Lunes, 22 de octubre de 2018

Levantamos la voz en contra de la indignante muerte que sufrió esta perrita inocente y esperamos que los responsables reciban el castigo que merecen por realizar algo tan terrible.

Te  invitamos a compartir esta dolorosa nota para acompañar a Leewen en su duelo y apoyarla al exigir justicia para Julie.