Toda mujer llega al día de su boda cargada de proyectos y sueños por cumplir, pero a esta novia el destino le arrebató la esperanza después de que un trágico accidente la dejara paralizada -probablemente de por vida- mientras hacía bodyboarding, apenas 4 días después de su boda.

Nikki Lewis se casó el 8 de septiembre en Maui, Hawái.

Pero su viaje de bodas se convirtió en una auténtica pesadilla, dejando devastados a su nuevo marido Will, al pequeño que tienen en común, y a sus otros 2 hijos.

La pareja había decidido continuar su luna de miel en el paradisíaco lugar, sin imaginar que un trágico accidente la dejarían inmóvil y a la familia devastada.

Nikki, que tiene 36 años, estuvo el pasado 12 de septiembre junto a amigos y familiares disfrutando de una de sus pasiones, el bodyboarding, cuando de repente todos vieron cómo una ola la derribaba con toda su fuerza haciendo que su cabeza quedara incrustada en la arena.

Enseguida todos quedaron en shock al ver que era incapaz de moverse

Sus amigos comentaron horrorizados cómo sólo vieron que una ola gigantesca la cubría por completo mientras ella estaba sobre la tabla. El impacto de la ola fue tan fuerte que la dejó inconsciente y como producto del golpe, con 2 fracturas en el cuello y sin poder caminar.

Fue entonces cuando se precisaron de cuatro hombres para poder sacar a Nikki de la arena, mientras llegaban los paramédicos. Fue auxiliada de inmediato para poder estabilizar su cuello.

Nikki fue trasladada de urgencia en un avión ambulancia al Hospital de Honolulu

Los devastados amigos y familiares de Nikki crearon una página en GoFundMe para pedir ayuda con el fin de cubrir los gastos que van a requerir su cuidado las 24 horas del día y su vuelo de regreso a Texas. Así también en la página de Facebook Nikki´s Hope, su marido Will ha estado publicando actualizaciones de su estado.

A partir del accidente y gracias al apoyo de los médicos y la familia, ha podido apenas recuperar la fuerza para alimentarse y hablar. Y así lo dieron a conocer a través de un video que publicaron este domingo en su página:

Publicada por Nikki's Hope en Martes, 18 de septiembre de 2018

Todavía no se sabe si realmente Nikki va a volver a caminar, pero ella jamás deja de sonreír y tiene toda la esperanza de poder hacerlo algún día.

El apoyo de su familia, de su marido y de sus hijos, ha sido fundamental y sólo espera con la ayuda de las donaciones poder volver pronto a casa e iniciar un tratamiento a largo plazo que le ayude en algo a recuperar la movilidad.

Emotivas imágenes del día de su boda fueron compartidas en línea y 4 días después, ni siquiera era capaz de moverse. Es increíble cómo puede cambiar el destino de una persona en un abrir y cerrar de ojos.

Facebook / Nikki´s Hope

Esperamos que Nikki cuente con todo el apoyo que necesita para volver a caminar, comparte esta noticia con tus amigos y valoremos cada día de nuestras vidas.