Es prácticamente imposible no conmoverse ante el sufrimiento de un niño, ellos son seres altruistas, nobles y vulnerables que merecen disfrutar de un entorno feliz, seguro y lejos de cualquier tipo de dolor.

Aunque lamentablemente a algunos les toca enfrentarse a duras batallas a su corta edad, tal como a Chengcheng y millones de niños alrededor del mundo que luchan contra el cáncer.

En una situación tan difícil es cuando más necesitan el apoyo y el amor de sus cuidadores, principalmente de su madre, pero no siempre cuentan con eso. Por ejemplo, a Chengcheng, su mamá lo abandonó en el momento más crítico de su vida y le robó la oportunidad que tenía para sobrevivir.

A finales del pasado mes de abril, la madre del niño de 10 años originario de China desapareció y se llevó consigo el dinero que habían donado para el tratamiento de su hijo que fue diagnosticado con leucemia linfocítica aguda, un tipo de cáncer que afecta principalmente la médula ósea.

“Mamá por favor regresa”, le suplica el pequeño que yace en la cama de un hospital mientras intenta luchar por sobrevivir con los pocos recursos que tiene.

Su corazón es tan noble que dijo: “Si mi mamá regresa, no la voy a culpar de nada”.

Los medios de comunicación han hecho eco de su caso para instar a la madre a volver con su hijo que fue diagnosticado en noviembre del año pasado en el Hospital Infantil de Anhui.

Cuando ingresó tenía mucha tos y dificultades para respirar, así que lo ingresaron en la unidad de cuidados intensivos, los médicos comprobaron que tenía cáncer y fue sometido a varias sesiones de quimioterapia.

El doctor Qu Lijuan comentó que la madre del niño había sido la única persona que lo había cuidado y aseguró que jamás la vio tomar un descanso, describiéndola como una buena cuidadora.

Los familiares del niño lograron recaudar entre ellos 9.432 dólares para los gastos del tratamiento médico, la escuela en la que el niño estudia donó 20.438 dólares y la oficina de Asuntos Civiles donó 40.235 dólares. Todos los fondos eran administrados por la madre de Chengcheng.

A finales del pasado mes de abril ella le habría pedido a Zhou Bin, tío de su hijo, que lo cuidara durante unos días en el hospital porque ella se había lastimado la mano y necesitaba recuperarse.

Él aceptó, estuvo con el niño en el centro de salud y cuando la contactó para que le diera dinero para pagar la cuenta no logró comunicarse con ella.

Ha intentado contactarla a través de mensajes, llamadas y diversos medios, pero no ha tenido resultados. Finalmente, el 10 de mayo reportó a la madre del pequeño como desaparecida.

Una maestra de Chengcheng, comentó que conversó con la madre del menor y que ella le dijo que todo se trataba de un malentendido. Pero no ha podido saber más nada.

Ahora Chengcheng está bajo los cuidados de su tío quien afirmó haber gastado hasta ahora 3.100 dólares en el tratamiento del pequeño y que tiene una deuda de 140 dólares con el centro hospitalario porque no cuenta con más dinero. El personal médico y miles de personas se han solidarizado con el niño.

Daily Mail

“Mamá, si estás viendo esto por favor regresa. No me dejes aquí”, dijo el niño mientras sostenía unos carteles con mensajes dirigidos a su madre con la esperanza de que lo reconozca en los canales de televisión y regrese.

El caso ha conmovido al mundo, el rostro del pequeño afligido en el hospital usando mascarilla y rogándole a su mamá que vuelva es una escena desgarradora.

Ojalá que el niño pueda volver a recibir un abrazo de su madre y la esperanza de ganar la lucha contra el cáncer. Esperamos recibir buenas noticias pronto sobre él. Comparte esta noticia.