Los perros son criaturas fieles, valientes, juguetonas y serviciales, y desempeñan un asombroso papel como mascotas y compañía. Pero muchas instituciones también se encargan de tener a distintos animales en su equipo, como perros de rehabilitación, lazarillos, y también hay perros que colaboran con los bomberos, equipos de rescate y protección civil.

Estos animales son entrenados fuertemente para ello, sobre todo los canes que se unirán a las fuerzas armadas de un país, aquellos que se encargarán de rastrear y alertar a sus compañeros policiales.

Una can en especial se ha vuelto famosa en Colombia, ella es parte de la Dirección de Antinarcóticos de la Policía Nacional de Colombia. Esta perrita ha sido la protagonista de varias operaciones que han desmantelado cargas importantes de drogas que serían enviadas al exterior, lo que ha causado el temor y el odio de las mafias.

La perrita se llama Sombra y ya tiene 6 años de edad. Ella lleva trabajando con la policía de su país desde el 2016, desde ese tiempo ha contribuido en la detención de 245 personas asociadas al narcotráfico.

Uno de los operativos más grandes en los que ha participado fue en mayo del año pasado cuando en el municipio de Turbo, Antioquia, Sombra pudo desmantelar más de cinco toneladas de cocaína en cajas de plátanos que iban directo a Europa.

Recientemente, en el Puerto de Urabá, Antioquía, un grupo delictivo trataba de trasladar casi 3 toneladas de clorhidrato de cocaína a Bélgica, pero la habilidad de Sombra enorgullece a las fuerzas de seguridad de Colombia ya que pudo alertar sobre el cargamento ilegal.

Sin embargo, ni la mafia ni la organización de narcotráficos está feliz con la frustración de sus planes.

Por esa razón, apareció un comunicado en donde explican que la mafia ofrece 70 mil dólares para la persona que asesine a Sombra. Esto lo dio a conocer el Director de la Policía Nacional, Jorge Nieto, en un acto de homenaje a la perrita.

La cruel recompensa por la muerte de Sombra la ofrece Dario Antonio Úsuga, alias Otoniel, quien es el jefe del Clan de Golfo, la organización narcotraficante más grande del país sudamericano.

El gran desprecio que tiene Otoniel por Sombra se debe a que ella fue la responsable de la incautación de casi diez toneladas de droga que era de su pertenencia.

La Policía trasladó a Sombra desde Medellín a Bogotá, la capital de Colombia, para mantenerla alejada de sus enemigos. Se mantiene bajo extrema vigilancia mientras desempeña su trabajo en el aeropuerto de El Dorado.

Actualidad RT / RCNRadio

Puedes ver el vídeo sobre Sombra, a continuación:

Sombra es sin duda una heroína y ella podrá contra el odio de sus enemigos. Esperamos que pueda mantenerse a salvo y que los criminales no puedan salirse con la suya, gracias a la labor de esta perrita se ha hecho justicia.

Comparte esta noticia con tus amigos y coméntanos qué opinas.