Los padres de niños de condiciones especiales saben que sus pequeños requieren infinitos cuidados, y por más que se esmeren en protegerlos, no dejan de implorar al cielo porque siempre tengan un ángel que los libre de cualquier peligro.

Es lo que le sucedió a Kathryn Ogle, una joven de 19 años de edad. A simple vista, parece una chica normal y cualquiera que la viera en la calle podría jurar que no hay nada que pudiera hacer preocupar a sus padres más de lo habitual.

Sin embargo, la realidad es muy diferente. Todo lo que Kathryn ha padecido en su vida es suficiente para preocuparse apenas la pierdes de vista. Ella tiene un grave deterioro a nivel cognitivo, lo que hace que su madurez intelectual no llegue a lo que podría ser capaz una niña de 10 años.

Fue por eso que cuando fue declarada como desaparecida el pasado 1 de noviembre, las autoridades sabían que tenían que actuar rápidamente.

La adolescente había salido de casa, sólo con una sudadera y pantalones, y ni siquiera se había puesto los zapatos.

La Oficina del Sheriff de Kootenai Country organizó rápidamente una búsqueda que involucraba a más de 40 personas capacitadas para ello. Y además pidió la colaboración ciudadana para que evitaran circular por el área o ir en búsqueda de la joven por su cuenta ya que eso podría entorpecer el trabajo del personal.

Pero irónicamente, fue justamente un padre y su hijo, que no estaban “capacitados” para la búsqueda, quienes por una casualidad del destino, se convirtieron en los héroes que encontraron a Kathryn y le salvaron la vida.

Los medios informaron que Ryle Gordon y su padrastro Chris Trumbich salieron de caza el pasado 3 de noviembre cuando notaron algo extraño en uno de los caminos de tierra por los que estaban transitando.

Cuando miraron de cerca se encontraron con un estremecedor mensaje escrito en el camino de tierra, como si de una película de terror se tratara.

“Pudimos ver que alguien escribió ¡Ayuda! en la carretera con un palo… ¡Mi padre y yo entramos en pánico!”, dijo el joven.

Inmediatamente alertaron de la situación a un puesto de comando cercano, y las autoridades respondieron enviando una ambulancia a la zona reportada.

“Escucharon a alguien decir algo, así que todos nos callamos mucho, y luego alguien gritó: ‘Hola’. Ella respondió con una débil voz: ‘Ayuda’ ”, concluyó.

De repente se acercaron y vieron a Kathryn apoyada contra un árbol, cerca de un pequeño fuego. Estaba confundida, asustada y sola.

Youtube

Afortunadamente, fue encontrada sana y salva. Y sus padres quedaron eternamente agradecidos con Ryle y Chris, los verdaderos ángeles que aparecieron en el camino de su hija.

Es increíble cómo una casualidad del destino pudo salvar la vida de esta joven. Es probable que sin su presencia en ese preciso lugar, el destino de Kathryn hubiera sido muy diferente.

Comparte esta noticia con tus amigos, es impresionante cómo el destino pone a las personas correctas en los momentos correctos para salvar una vida.