Randi Jo Amt es una amorosa madre de familia que adora compartir los momentos especiales de su vida junto a sus hijos a través de sus redes sociales. Hubo una historia en particular que cautivó mucho más a los seguidores de Randi.

La publicación de Randi ya ha sido compartida más de 13 mil veces en Facebook.

A lo largo del post, Randi explica lo cansada que se encuentra durante los últimos días porque ella y su familia se vieron obligados a pasar varios días en un hotel mientras hacían unos arreglos en su casa. Un sanitario se rompió y causó una terrible inundación en toda la casa, haciendo que fuese totalmente imposible que Randi y sus hijos pasaran allí los siguientes días.

El sanitario averiado estaba en el segundo piso y causó que el piso se rompiera cayendo sobre la cocina.

En el mismo hotel se encontraba un grupo de niños que durante varias noches hicieron mucho ruido. Randi sabía que ya estaba muy estresada por todos los daños de su casa, así que esperó el momento adecuado para hablar con los niños y esperar que comprendieran su situación.

Los niños estaban de visita en Indianapolis para asistir a una conferencia.

Al día siguiente, Randi y sus hijos se enteraron de que los niños que causaban tanto ruido pertenecían a la organización FFA Eureka en Kansas y cuando Randi se dirigió a hablar con ellos todos se mostraron sumamente comprensivos. Trint Peine, un consejero de Eureka explicó lo sucedido.

“Los chicos lo tomaron de una maNera muy madura y se responsabilizaron por lo que habían hecho”.

Los jóvenes sabían que era el momento de hacer algo para ayudar a la familia en apuros, así que entre todos escribieron una nota muy especial en la que pedían disculpas por lo sucedido y con algo de dinero la dejaron en el cuarto de Randi y su familia, esperando ayudar con las reparaciones de la casa.

“En medio de un mundo donde todo parece suceder detrás de una pantalla esto me dio esperanzas y entendí que las generaciones más jóvenes pueden hacer contacto visual con alguien y mostrar por compasión por otras personas”.

Al día siguiente Randi recibió una tarjeta “Pay it forward” de parte del equipo de FFA. Esto consiste en una hermosa dinámica en donde alguien realiza una buena acción por otra persona y le entrega esta tarjeta invitándola a realizar igualmente otra bonita acción por alguien más. De esta manera la tarjeta va pasando por muchas personas generando cambios positivos.

“Esta nota me dio mucha esperanza”.

Randi reflexionó sobre lo sucedido y decidió que lo mejor que podría hacer para continuar con ese bonito gesto sería ayudar a las personas que no tuvieran casa. Durante todos los días que estuvo viviendo en un hotel se dio cuenta de lo afortunada que era al tener la posibilidad de seguir teniendo comida y un techo mientras sus problemas se solucionaban.

“La gente me sigue preguntando si pueden ayudarnos pero el seguro se está encargando de todo. Así es como pueden ayudarnos. Ayuden a los demás”.

The Indy Channel

Esta hermosa historia demuestra lo poderosa que puede ser una acción tan bonita y sencilla como tenderle la mano a alguien, tal como lo hicieron los niños que quisieron ayudar a la familia de Randi al escuchar su situación.

Te invitamos a compartir esta historia para celebrar el admirable comportamiento de estos niños.