Una pareja procedente de Zaragoza, en España, ha levantado una intensa polémica tras haber abandonado a la niña que en el pasado mes de enero acaban de adoptar en Bhopal, India.

El insólito hecho ha sucedido porque la pareja dice haber sido engañada, ya que en el centro de adopción les habían asegurado que la pequeña tenía 7 años, pero después ya en su país natal descubrieron que en realidad tenía 13.

Los padres, que son educadores de profesión, han dejado a la niña en un centro del  Servicio de Atención a la Infancia y a la Adolescencia del Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS), quienes tienen la tutela de la pequeña.

Por su parte, la ministra de Desarrollo de la Mujer y el Niño, Maneka Gandhi, escribió su parecer en su cuenta de Twitter, recogiendo el indignante hecho que ocupa las páginas de los diarios locales:

“Es muy desafortunado que una niña adoptada haya sido abandonada en España”.

Desde que la pequeña llegó en marzo a España, había estado escolarizada con regularidad en un centro privado de Zaragoza en segundo de primaria, de acuerdo a la supuesta que le correspondía.

Sin embargo, tan sólo 3 meses después, decidieron abandonarla tras realizarle una prueba de osificación en Madrid, que reveló que tenía más de 13 años. 

En una carta a las autoridades indias, escrita en junio, la agencia española encargada de rastrear la adopción en el país, ha dicho que inicialmente la pareja sospechaba de la edad de la niña, ya que tenía 138 cm de altura en el momento de la adopción cuando la edad promedio de un niño de 7 años es aproximadamente de 120 cm. Pero que en el centro de adopción los “convencieron de que los niños indios tienen un físico más grande en general”.

Una vez en Madrid, los padres se dieron cuenta de que la niña ya estaba menstruando, algo inusual para una niña de 7 años. 

“Los padres abandonaron a la niña porque simplemente no estaban preparados para adoptar a una niña de 13 años y fueron engañados”, dijo un oficial de la policía.

Se dio a conocer que la niña ya tiene nacionalidad española y bien podría ser adoptada de nuevo en España o regresar a su país natal. Sin embargo, la ministra Maneka Gandhi, ha solicitado al embajador indio en España, D.B. Venkatesh Varma, que contacte con la menor y tome las medidas necesarias para llevarla de vuelta a la India.

Por su parte, el director general de la Autoridad Central de Recursos de Adopción en la India (CARA), Deepak Kumar, explicó que “los padres afirmaron que fueron engañados respecto a la edad real de la niña”, destacando que “se impulsó el proceso de adopción de la menor dando una información errónea”.

The Print

Esperamos que el bienestar y la seguridad de la pequeña sea la prioridad en este polémico caso, pero definitivamente es impensable el trauma que se le ha causado diciéndole que ya ha sido adoptada para que a los pocos meses sea devuelta.

Comparte esta impactante noticia en tus redes y déjanos saber cómo piensas que debieron actuar estos padres adoptivos.