Un hombre de 54 años llamado Kenneth Schnabel fue arrestado horas después de haber dejado a dos perros encerrados en un vehículo. La policía acudió al lugar después de la llamada de un transeúnte y encontró a uno de los perros en estado crítico por la alta temperatura, y el nivel de deshidratación al que fueron sometidos.

De no haber sido por la llamada de emergencia hecha por un transeúnte, ambos perros hubiesen perdido la vida.

El automóvil estaba estacionado cerca de la avenida 11 en Dyker Heights cuando alguien que pasaba contactó a la policía a las 10:20 de la mañana para que pudieran rescatar a los animales. La temperatura en el exterior alcanzaba los 32°C y, dentro del automóvil, podía fácilmente alcanzar el doble y comprometer seriamente la salud de los animales que allí se encontraban.

La policía acudió de inmediato para socorrer a los dos perros.

Uno de los perros era un Cocker Spaniel de 7 años al cual la policía encontró en buen estado cuando lo rescataron, pero el otro era un Yorkshire de 12 años que en cambio sufrió heridas muy graves. Una vez que lograron sacar a los perros del vehículo, los policías los hidrataron y les dieron oxígeno. Luego fueron recibidos por la veterinaria Dr. Jill DiFazio, quien a pesar de sus esfuerzos, no pudo salvar al Yorkshire y fue sacrificado para evitarle el dolor que le habían causado las heridas en tal altas temperaturas y en condiciones de deshidratación.

El dueño de los perros simplemente olvidó a los perros y se fue a tomar alcohol.

A los pocos minutos, el dueño de los perros llegó y declaró ante las autoridades que había olvidado allí a sus perros porque se encontraba borracho, y se mostró muy aturdido ante la muerte de una de sus mascotas. La policía le impuso cargos por maltrato animal agravado y negligencia animal.

El dueño se presentó ante los policías muy aturdido, y poco después se supo que se encontraba en tratamientos contra el cáncer. Su abogada, Elizabeth Calcaterra, asegura que no se trata de un caso de maltrato animal, y que su cliente fue sencillamente alguien que olvidó que había dejado a sus mascotas en el automóvil.

La temperatura dentro de un vehículo puede incluso duplicar la temperatura exterior en un día caluroso.

Metro

Sin embargo, se reveló que Schnabel ya había sido arrestado en repetidas ocasiones por posesión de droga y robo en propiedades privadas. En el momento en que fue detenido por el abandono de sus perros, se encontró que también llevaba un arma blanca.

A pesar de todo, el juez Steve Mostofsky, quien estuvo encargado del caso, aseguró que no había sido maltrato animal intencionado; y que hubiese sido otra historia si otra persona llamara a las autoridades un par de horas antes.

Súmate a nosotros y comparte esta noticia para levantar la voz y pedir que se haga justicia en casos de negligencia animal; evitemos que otros perros tengan que sufrir la misma suerte.