Una pitbull llamada Lola estaba demasiado emocionada cuando al fin encontró un techo y una familia. Tristemente, esa gente que no la merecía en absoluto, decidió encadenarla en medio de la basura que yacía en un garaje mugriento, a la intemperie, soportando el frío extremo.

Durante 8 años, solo alimentaron a la pobre pitbull con migajas y jamás recibió una caricia 

pitbull

Mientras las cadenas oxidadas la herían por todas partes, Lola hizo todo lo posible por liberarse. Cuando vio un gran tumor creciendo en una de sus patas traseras y otros dos en su pecho, se dio cuenta de que su fin estaba cerca. La pobre niña se sintió derrotada y se rindió.

Unos meses después, afortunadamente, una mujer que trabajaba para Angels for Mistreated Animals (Ángeles para los animales maltratados) AMA Animal Rescue, se enteró de la desgarradora situación de Lola.

No dudó en encarar al dueño por tanto descuido, negligencia y maldad. Y el hombre simplemente le dijo que si quería, que se llevara al animal. La mujer quedó aliviada, pero a la vez indignada al ver su reacción. La familia se mostró emocionada de librarse de una vez por todas de la pobre peluda.

Los responsables del rescate de Lola, llamaron a la reflexión en un video (PODRÁS VERLO AL FINAL DE ESTA NOTA), que toca el corazón:

«¿imagina pasar toda su vida, desde la infancia, encadenado a una pared, sin nada con qué cubrirse de la lluvia y la nieve y sin tener algo decente para comer? Todos estarán de acuerdo en que esta no es una buena manera de vivir, pero para un perro en Nueva York, esta era la única vida que conocía».

Cuando la mujer fue a increpar al dueño, Lola estaba sin nada que la protegiera del sol o la lluvia, encadenada con una pesada cadena oxidada a una pared, en pésimas condiciones y con un tumor masivo colgando de su pierna trasera.

Y aunque Lola era una pitbull, una raza erróneamente conocida por ser agresiva, y pasó su vida entera sin saber lo que era ser amada, su reacción al ver a sus héroes, fue verdaderamente conmovedora.

Ella aún se reservó la mejor sonrisa y eternos movimientos de cola para sus rescatadores

Lola podría haberse mostrado violenta y agresiva. ¿Por qué confiaría en unos extraños, si en su vida sólo sufrió? Pero en cambio, algo le dijo que esos ángeles estaban allí para ayudarla. Incluso después de una vida de abandono, se acercó a ellos con infinito amor.

Así que tras 8 años de cruel encierro, cuando finalmente rompieron sus cadenas, ella no dudó en abrazar a sus héroes. Sabía que le habían salvado la vida, y estaba más que feliz y agradecida.

Lamentablemente, ella estaba muy débil por tanto años de negligencia. Fue llevada al refugio, donde la prioridad fue extirparle sus tumores y trabajar muy duro para que recuperara su salud.

Lola recibió una gran dosis de amor y cuidados de los rescatistas. Le extrajeron algunos dientes carcomidos y finalmente pudo conocer el mundo exterior, aprendió lo que es retozar en el prado, y hacer amiguitos.

Aunque la perrita ya estaba prácticamente lista para ser adoptada, su sufrimiento no había terminado aún. La pobrecita fue estigmatizada por su raza y por su edad, y le estaba siendo muy difícil conseguir un hogar para siempre.

Hasta que al fin una mujer llamada Charlene se enamoró de su historia y su personalidad, y decidió convertirse en su madre.

Después de casi una década de tristeza y dolor, ¡la resistente Lola finalmente vive como una reina en su nuevo hogar!

Aquí puedes ver el video del viaje de Lola, desde su rescate hasta su recuperación:

 

AMA Animal Rescue es un refugio de animales sin matanza con sede en Brooklyn, que consiste en mujeres jóvenes que encuentran hogares amorosos y para siempre para animales callejeros y de refugios.

Su misión siempre ha sido proteger y rehabilitar a los animales que han experimentado los casos más graves de abuso, negligencia y abandono. Han salvado cientos de criaturas casi de la muerte, tanto en Estados Unidos, como en el extranjero. Y sigue devolviendo la esperanza y borrando pasados ​​dolorosos.

Gracias a estos héroes sin capa por tanta valentía y amor en su lucha por cambiar el destino de estas criaturas vulnerables, el mundo necesita más personas así.