El destino de un indefenso recién nacido en la India, ha cambiado para siempre gracias a que una mujer de 45 años, Geeta, de Chennai, escuchó el llanto desesperado del pequeño que luchaba por su vida.

El recién nacido había sido abandonado en un desagüe pluvial con su cordón umbilical alrededor del cuello, y afortunadamente su intento por sobrevivir alertó a la mujer que alcanzó a hallarlo con vida.

En el video, se puede ver a la mujer alcanzando el drenaje subterráneo y tirando del bebé por los pies, que llora, antes de limpiarlo con un tazón de agua. ¡Las escenas son impactantes!

'Suthanthiram' (Freedom) Rescued

A just-born baby was rescued from a stormwater drainage in #Chennai on #IndependenceDay . He was christened 'Suthanthiram' (meaning freedom). God bless Geetha who rescued the baby. The Quint—There was something floating in the stormwater drain which caught Geetha’s eye.It was very early in the morning on Wednesday. The faint sounds of a baby wailing somewhere could be heard. Geetha followed the noise to the stormwater drain near her house in Chennai’s Valasarvakkam area.She quickly bent down and stretched her hand into the drain to pull out the newborn. Geetha picked the baby boy up and carefully removed the umbilical cord wrapped around his neck.Geetha was too overwhelmed. “I named him Suthandhiram (freedom in Tamil) because I found him on Independence Day. He can grow up freely now.”Read the full story here:https://www.thequint.com/news/india/chennai-news-baby-rescued-drain-independence-day-named-suthanthiram

Publicada por Smitha TK en Miércoles, 15 de agosto de 2018

El incidente sucedió el pasado 16 de agosto en el municipio de Valasaravakkam, distrito de Chennai, en el estado de Tamil Nadu, al sur de la India, donde se registraron las imágenes desgarradoras del bebé que estaba entre la vida y la muerte.

Los medios locales informaron que Geeta fue alertada de la presencia del bebé por un lechero desde la noche anterior, que pensó que los llantos que salían de la alcantarilla correspondían a un gatito.

Apenas Geeta acudió a rescatar al supueso gato, se encontró con la angustiante escena del bebé. Sin pensarlo dos veces lo sacó de ese inhóspito lugar y tras asearlo y retirarle el cordón umbilical, lo llevó de inemdiato al hospital local de Egmore, donde los médicos descubrieron que tenía problemas respiratorios.

La ayuda que le llegó a este bebé fue oportuna y ahora los médicos dicen que está fuera de peligro y que se recupera.

Geeta, que vive con su hija, ha dicho que quiere llamar al pequeño Suthanthiram, que significa libertad, ya que fue encontrado en el Día de la Independencia de la India.

“Reaccioné inmediatamente, fue espontáneo”, dijo la mujer. “Como una docena de residentes y transeúntes observaban, miré por el desagüe, una tubería de hierro de un pie de diámetro, y vi al niño dentro“.

Geeta confiesa que se le partió el alma de dolor al ver a un niño tan indefenso abandonado de ese modo.

“Parecía que la persona que abandonó al niño lo había empujado deliberadamente lo suficientemente dentro del desagüe para que nadie pudiera llegar a él.”, decía entre lágrimas.

“Quien lo abandonó no creo que haya tenido ningún sentimiento por el niño, porque el cordón umbilical parecía estar atado al cuello, así que tarde o temprano moriría ahorcado”, continuó la mujer.

Un funcionario del hospital dijo que el bebé permanecerá bajo observación antes de ser transferido a un orfanato local.

Debido a que el video se hizo viral en las redes sociales en cuestión de minutos, decenas de solicitudes llegaron a las autoridades pidiendo adoptar al bebé. Y es que es imposible no conmoverse ante un bebé tan indefenso que lo único que había experimentado en sus pocas horas de vida era la ingratitud y la perversidad.

Youtube / The Times of India

La policía está investigando el incidente y hasta el momento todavía no se han realizado arrestos.

Aplaudimos el gran gesto de este ángel enviado del cielo para darle una segunda oprotunidad a este bebé, cuyo único crimen fue nacer.

Comparte las impactantes imágenes para crear conciencia sobre el valor de la vida y que las mujeres sepan que existen muchos otros caminos válidos en el caso de no querer traer un hijo al mundo.