Su triste pasado en la calle le dejó efectos desgarradores a una dulce perrita pitbull.

Pero a pesar de tanto sufrimiento, ella guardaría su mejor carta para conseguir su hogar soñado: la sonrisa más encantadora y contagiosa que se haya visto jamás.

Por la sonrisa en su dulce rostro, uno nunca sabría qué difícil comienzo en la vida tuvo una vez esta feliz cachorrita.

Definitivamente, Shortcake está cautivando a millones en las redes sociales, pero pocos saben que no siempre lució tan hermosa como ahora.

Esta tierna perrita dejó atrás su tormentoso pasado en el 2017, cuando fue rescatada de las calles de Fresno, en California (EE.UU).

Sin nadie que la quisiera y cuidara, tuvo un caso severo de sarna y también una hernia profunda. Por suerte, fue a dar a un refugio local donde le brindaron el apoyo, los cuidados y el amor que tanto necesitaba.

Cuando fue rescatada, lo más grave fue el estado de desnutrición en el que se encontraba y sus serios problemas de piel. Tanto así, que su actual dueña, Amy Matsushima, recordó:

“Olía a carne descompuesta”.

No era sólo un problema de falta de higiene, sino que las lesiones en su piel le habían descompuesto su carne. ¡Pobrecita! Sin embargo, a pesar de su sufrimiento, todavía encontró el coraje para mover la cola.

La condición de la peluda sacada de la calle era terrible.

calle

Fresno Bully Rescue la dio en adopción y fue entonces cuando Amy Matsushima vio por primera vez un video de ella en su primera cita con el veterinario. Se enamoró de su dulce rostro y supo que tenía que conocerla. Ella dijo:

“Cuando encontré su foto en la web del rescate, no lo podía creer. Parecía infeliz, pero meneaba la cola y mostraba su pequeña sonrisa, y eso me golpeó de lleno en el corazón. Tengo que conocer a este cachorro «.

Amy sabía que la vida de la peluda no había sido sencilla, así que, mientras ella se recuperaba en el refugio, la mujer se interesaba más en su historia. De algún modo, intuía que Shortcake era la compañera que tanto había anhelado.

Cuando finalmente pudo conocerla, quedó tan cautivada con su personalidad burbujeante que no dudó en adoptarla. Pese a todo lo que había vivido, Shortcake tenía una sonrisa tan particular.

Gracias a todo el amor que recibió y a los cuidados del veterinario, su sarna se curó y se transformó en la cachorra más feliz con una cualidad única: una sonrisa adorablemente contagiosa.

Shortcake no paraba de sonreír y aún continúa haciéndolo.

Amy no sabe si es de forma deliberada o con intención, pero sin duda esa sonrisa que se deja pintar entre sus labios es uno de los mayores atributos de esta pitbull.

“No estoy segura de por qué sonríe tanto. No puedo hacer que lo haga cuando le digo. Lo hace cuando está durmiendo, paseando en el auto, o haciendo algo que supuestamente no debería hacer”, dijo Amy.

Dada la adorable sonrisa de Shortcake, Amy decidió crearle una cuenta en Instagram en la que comparte todas las travesuras de su perrita. Y son miles los que quedan derretidos con sus encantos.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Shortcake (@theladyshortcake)

Sea un día soleado o triste, la perrita lo iluminará todo con su sonrisa y buenas energías. Hay muchas cosas que la hacen reír, como los bocadillos y las caricias, pero sin duda su mayor felicidad es la satisfacción de haber encontrado un hogar.

De una perrita callejera que sufrió lo indecible, a la cachorra más dulce de todos los tiempos, esta dulce niña ahora sabe que está segura y protegida. Le encanta jugar y pasar el rato, pero todavía no le gusta salir a caminar y tratará de usar su linda sonrisa para evitarlo.

El mundo necesita ser contagiado con la alegría de esta divina perrita:

La felicidad de Shortcake es la mayor recompensa para todos los que aportaron un granito de arena en su recuperación. Nada como ver a un perro que sufrió en la vida, sonreír tanto.