El maratón de Nueva York consiste en una dura carrera que recorre toda la isla de Manhattan y en la última edición de esta importante competición un amoroso padre ha logrado captar la atención de miles alrededor del mundo al terminar la competencia haciendo un acto de amor muy especial con su hijo.

Robby Ketchell tomó en brazos a su bebé pocos minutos antes de terminar la carrera y de esta manera logró cruzar la meta con su pequeño en brazos.

El bebé tan solo ha cumplido sus primeros siete meses de vida.

Sin embargo, este gesto guardaba un significado muy especial que haría que este hermoso momento se volviera completamente viral en las redes. Una de las fotos más difundidas de Robby con su bebé fue tomada por Elizabeth Griffin, quien la publicó en las redes y comenzó a pedir a sus seguidores que la ayudaran a encontrar información sobre ese amoroso padre.

Elizabeth es una reconocida fotógrafa con más de 13 mil seguidores en las redes sociales.

Gracias a esto se logró conocer la conmovedora historia de Wyatt, el hijo de Robby y Marya. Este bebé nació con Síndrome de Down, condición que hace que sus primeros meses de vida requieran de muchísima más atención y ayuda médica que la de cualquier otro bebé. Sus padres quisieron aprovechar el momento tan especial del maratón para ayudar a conseguir fondos para una fundación dedicada a ayudar a los pequeños como Wyatt.

La carrera recorre más de 40 kilómetros a lo largo de Nueva York.

Marya explicó a través de Instagram el enorme esfuerzo que su bebé debe hacer diariamente y cómo esto significa un esfuerzo tan grande como el que su padre hace día a día en los maratones.

“Wyatt corre 5 maratones al día. Sus terapeutas de alimentación explican que para él alimentarse es tan difícil que terminar un biberón requiere el mismo esfuerzo que correr 40 kilómetros”.

Robby se fijó la meta de correr el maratón con un tiempo de 3 horas y 21 minutos para conseguir 3.210 dólares para la fundación. Con estos números hacen una especial referencia al Síndrome de Down.

El síndrome de Down es causado por la aparición de una tercera copia del cromosoma 21, por lo que se suele identificarse con el número 3.21.

Lamentablemente, Robby tardó un poco más de lo esperado, pero se siente sumamente orgulloso de haber podido compartir esa experiencia tan especial con su hijo.

“Normalmente la gente pone su nombre en las camisetas para la que gente grite sus nombres y los apoye. Yo puse el nombre de Wyatt así que siempre sentí que lo estaban apoyando a él. Fue muy especial”.

Unilad

A pesar de que no logró terminar la carrera en el tiempo propuesto, las donaciones para la fundación llegaron a más de 10 mil dólares.

I left nothing out there. Was on pace for 7:30 min/mile average for 20 miles. Could have backed off and gone for a 3:40, but that’s not what we came for. I went until the lights went out. Then I finished it off and walked in with my best friend. Thank you to all the fam and friends and our tribe for your support. #ThisIsForMyBestFriend #Tour_de_Wyatt #WarriorsFinishStrong

Publicada por Robby Ketchell en Domingo, 4 de noviembre de 2018

Esta maravillosa carrera ha logrado demostrar los enormes esfuerzos que las familias de alguien con Síndrome de Down viven día a día para procurar la salud de sus pequeños.

Te invitamos a compartir esta nota para apoyar a Wyatt y ayudar a crear conciencia sobre las implicaciones del Síndrome de Down.