Puede sonar muy extraño, pero Roxy Sykes es una modelo de 33 años que gana más de 100 mil euros cada año vendiendo sus calcetines y zapatos sin lavar a personas con una afición desmedida por los pies.

Abrió una cuenta de Instagram para fetichistas y así fue como comenzó a ganar dinero. Gracias a sus pies y después de que muchas personas le dijeran que eran hermosos, en tan solo un mes de haber abierto la cuenta había alcanzado diez mil seguidores.

Comenzó a prestar atención a los comentarios de sus usuarios y recibía miles de mensajes que le sugerían vender sus artículos usados.

Así que viendo que podría tener beneficios económicos, comenzó a vender sus calcetines usados por 22,80 euros y sus zapatillas por 227 euros a quienes son amantes de esta particular industria erótica.

La modelo lleva cuatro años dedicándose a ese negocio y aseguró que en un mes ha ganado más de 9 mil euros.

“No fue hasta que empecé a recibir miles de seguidores y mensajes que me di cuenta de que podía ganar dinero con ello”, relató.

“Al principio no mostré mi rostro ni nada, así que sabía que la gente solo estaba interesada en mí por mis pies, no era demasiado personal. Pero cuando comencé a vender me entusiasmó mucho este oficio”, agregó la modelo.

Actualmente su cuenta de Instagram tiene más de medio millón de seguidores, sus publicaciones tienen mucho alcance para aquellos que mantienen un fetiche con los pies femeninos.

Para ellos no era suficiente ver las imágenes y los videos de los pies de la modelo, pedían algo más, tener algo tangible, un artículo que haya usado en sus pies como calcetines o zapatos.

Cuando publicaba una imagen de sus pies bajo una mesa no paraba de recibir mensajes de sus seguidores preguntándole si podían comprar algo. Entonces Roxy emprendió su negocio en diversas páginas web eróticas.

“Ahora no me veo sin esto, no importa lo viejos que lleguen a ser mis pies, creo que siempre me harán ganar dinero”, dijo Roxy.

Solo por un vídeo de ella moviendo los dedos de sus pies gana más de 100 euros.

Además de vender sus artículos usados ella ha publicado una lista de deseos en Amazon en la que sus seguidores pueden comprarle regalos.

Algunas personas cuestionan el oficio de Roxy, una “modelo de pies” que se dedica a complacer los fetiches más caprichosos, pero ella asegura que se siente muy cómoda.

“Nunca he tenido ningún problema para entablar relaciones por lo que hago, y mis amigos y familiares están de acuerdo con mi trabajo. Es genial llegar a casa después de un día normal de trabajo para saber que puedo ganar dinero extra solo con una foto de mis pies”, relató Roxy.

La modelo ha emprendido su negocio y ha entrenado a otras personas para complacer a los fetichistas e incursionar en esa industria erótica.

“Es genial poder ayudar a otros y enseñarles mi talento para que puedan seguir lo que hago. También es asombroso ver crecer la confianza de las personas cuando hacen los vídeos y ganan dinero vendiendo un par de calcetines”.

Daily Mail

Alega que trabajar con un equipo de modelos le ayuda a vencer los paradigmas sobre este oficio y logra que la industria no sea tan mal vista por la sociedad. ¡Comparte y déjanos saber tu opinión!