Recientemente se difundió en los medios de comunicación la noticia de un padre que lanzó a su bebé por un precipicio tras llevársela del hospital sin autorización en el interior de una bolsa plástica.

El hecho sucedió en China, afortunadamente lograron rescatar con vida a la pequeña que sobrevivió de milagro a condiciones tan peligrosas. En ese país es común que las niñas sean discriminadas, y rechazadas por los padres que suelen esperar hijos varones.

En esta oportunidad un hombre identificado como Xiaohui puso en venta a su bebé de solo una semana de nacida alegando que estaba decepcionado porque quería un varón.

El padre ofreció a la pequeña por 5.500 euros, el equivalente a 40.000 yuanes, una pareja que había intentado durante años tener un hijo de manera natural lo contactó de inmediato tras ilusionarse con el anuncio que les brindaba la posibilidad de tener una hija recién nacida.

Ellos no habían logrado concebir tras años intentándolo, así que esta era su esperanza de cumplir el sueño de ser padres y a finales del mes de septiembre concretaron la venta.

Pero la abuela paterna de la menor alertó a las autoridades sobre lo ocurrido después de que transcurrieran semanas sin poder ver a su nieta y sospechar que algo le había ocurrido.

 

La madre de Xiaohui relató a los medios de comunicación: “Solo vi a mi nieta un par de veces cuando ella nació. Nunca la vi después de eso, mi hijo ni siquiera me dejaba entrar en la casa”.

Los agentes de la policía interceptaron a Xiaohui después de interrogarlo él confesó su delito. El pasado 15 de octubre la policía logró dar con el paradero de la menor y recuperarla, fue puesta a cargo de los servicios sociales mientras se resolvía el caso.

El padre de la bebé podría ser condenado a diez años de prisión por tráfico y venta de menores. No se ha podido conocer la posición de la madre frente a este delito que ha causado polémica e indignación en las redes sociales.

Se supone que los padres deben asumir el compromiso de amar y velar por el bienestar físico y emocional de sus hijos sin condiciones, la pareja que soñaba con tener un bebé debió considerar que la operación comercial era un grave delito y acudir a otras instancias.

Daily Mail

Esperamos que la bebé pueda crecer rodeada del respeto y amor que se merece después de haber sido rechazada por su progenitor. Comparte esta noticia.